América Latina con mayor promedio regional de mujeres parlamentarias

América Latina es la región que muestra mayores avances en cuanto a equidad de género en los parlamentos, afirmó un nuevo informe de la Unión Interparlamentaria (UIP).

"América tiene ahora el promedio regional más alto de mujeres parlamentarias en el mundo", señaló el informe de la UIP dado a conocer este jueves en Ginebra.

Destacó que "esta región ha sido testigo de los mayores avances en el mundo con el aumento del porcentaje de mujeres legisladoras de 12.7 por ciento en 1995 a 26.4 por ciento en 2015, un aumento de 13.7 puntos porcentuales".

En 1995 no había países de la región con más de 30 por ciento de mujeres parlamentarias en la cámara única o baja del parlamento.

En 2015, hay nueve de estos países. Además, tres naciones tienen más del 40 por ciento de mujeres legisladoras y un país - Bolivia - ha superado la marca de 50 por ciento, con el 53.1 por ciento de diputadas en el parlamento, destacó UIP.

Los países de América en los 10 primeros lugares del ranking mundial de la UIP en 2015 son: Bolivia, Cuba y Ecuador, habiendo obtenido Bolivia, Dominica, Panamá y Colombia los mayores aumentos en el número de parlamentarias en 2014.

Durante 20 años Ecuador ha hecho los mayores avances en la región, aumentando la representación femenina en 37.1 puntos porcentuales hasta alcanzar el 41.6 por ciento en 2015.

Hubo un aumento más modesto en Estados Unidos, que registró un alza del porcentaje de legisladoras de 10.9 por ciento en 1995 a 19.3 por ciento en 2015.

A nivel mundial el informe subrayó que aunque el porcentaje de diputadas en el mundo casi se ha duplicado en los últimos 20 años, se necesita una acción política ambiciosa y concertada a nivel mundial para superar la lentitud de los progresos en materia de igualdad.

Desde 1995, cuando se aprobó la Plataforma de Acción de Beijing sobre el empoderamiento de las mujeres, el promedio mundial de féminas en el parlamento ha aumentado de 11.3 por ciento a 22.1 por ciento.

Las parlamentarias han ganado terreno en el 90 por ciento de los 174 países de los que se disponía de datos en el periodo 1995-2015, indicó UIP.

En su análisis anual de las estadísticas y las tendencias sobre las mujeres en el parlamento publicado en vísperas del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, y que este año ofrece una visión general sobre los avances y retrocesos desde la Plataforma de Beijing, la noticia es a primera vista alentadora.

El informe titulado Mujeres en el Parlamento: 20 años en revisión señala varios indicadores de éxito.

El número de cámaras bajas o únicas del Parlamento donde las mujeres ocupan más del 30 por ciento de los escaños aumentó de cinco a 42, mientras que aquellos con más del 40 por ciento han saltado de uno a 13.

En la actualidad hay también cuatro cámaras con más de 50 por ciento de mujeres parlamentarias y una, en Ruanda, con más de 60 por ciento. Estos éxitos también están más repartidos regionalmente.

En 1995, Europa dominó los 10 primeros lugares en el ranking mundial de la UIP de féminas en el parlamento.

En 2015, cuatro de los 10 primeros países son del África subsahariana, mientras que América y Europa están representadas cada una por tres países.

Sólo Finlandia, Seychelles y Suecia figuran en los primeros 10 lugares en 1995 y 2015, mientras que Ruanda, Andorra y Bolivia han registrado avances más importantes en la representación de las mujeres durante estos 20 años, con aumentos respectivos de 59.5, 46.4 y 42.3 puntos porcentuales.

El número de parlamentos integrados exclusivamente por hombres también se ha reducido de 10 a cinco, puntualizó el informe.

Las cuotas electorales en más de 120 países han sostenido este éxito, según la UIP.

Sin embargo, un freno significativo en estos avances en 2014 podría ser un indicador de que el impacto de la vía rápida de las cuotas ha alcanzado su punto máximo y que se necesitan otras medidas que inviertan en el empoderamiento político de las mujeres para complementar las cuotas.

Después del récord de 2013, que registró un aumento del número promedio de mujeres parlamentarias de 1.5 puntos porcentuales, 2014 registró una de las tasas más bajas de crecimiento.

Las cifras de mujeres en el Parlamento aumentó solamente 0.3 puntos porcentuales, de 21.8 por ciento a 22.1 por ciento durante el año.

La disminución de la representación de legisladoras en dos de las seis regiones del mundo (África y Pacífico) ha contribuido a la subida mínima en las cifras medias globales.

"Después del optimismo y la convicción en 2013 de que la paridad de género en el parlamento estaba a su alcance en una generación, la falta de avances significativos en 2014 es un gran golpe", señaló el secretario general de la UIP, Martin Chungong.

"Es un recordatorio oportuno de que el progreso no es un hecho. La acción y la voluntad política debe seguir siendo una constante si queremos abordar con éxito el déficit de género en la política. No hay lugar para la complacencia", urgió.

"Aunque 2014 no alcanzó las expectativas de 2013, los últimos 20 años han dejado claro que las mujeres son ahora socias en la mesa política. El reto ahora está en asegurar que las mujeres se conviertan en socios iguales en la manera de promover la democracia", concluyó Chungong.