Zaz traslada París a México y lo seduce con su melodiosa voz

Con una luna llena como marco, Isabelle Geffroy, mejor conocida como Zaz, inició su presentación en tierras mexicanas batiendo un gran tambor al ritmo de "On ira", de su segundo disco "Recto verso", ante una Plaza Condesa al máximo de su capacidad.

De esta manera y a mitad de semana, la cantante francesa llegó a la Ciudad de México, luego de una presentación previa en el Teatro Diana, de Guadalajara, Jalisco, para deleitar a un público eufórico con aproximadamente 20 canciones de sus tres discos.

Durante casi dos horas, la gente se mantuvo prendida y las palmas de sus manos no pararon de acompañar cada canción, cuyos sonidos se fusionaron con los del saxofón, acordeones y melodiosa voz de Zaz.

La velada sirvió también para deleitar a los fans mexicanos con cortes como "Sous le ciel de Paris" y "Dans mon Paris", del tercer álbum de la artista lanzado en noviembre del año pasado y que contó con la colaboración de Quincy Jones, Nikki Yanofsky y Charles Aznavour, por mencionar algunos.

Con su característica voz también entonó "Paris sera toujours Paris" y "La complainte de la butte", entre las que intercaló "La historia de un amor", escrita por el panameño Carlos Eleta en los años 50, que en voz de la francesa levantó el coro de los asistentes en el recinto ubicado en la colonia Condesa, en la Ciudad de México.

Cobijada con la calidez del público, la intérprete expresó: "Como no es posible que todos vengan a París, yo vengo por aquí", para después interpretar melodías de su segundo disco "Recto verso", entre las que destacaron "Port coton" y "Les passants", tarareada de principio a fin por los asistentes.

En tanto, "Comme ci, comme ça" hizo que los pies del público le sacaran brillo al piso, mientras que "Gamine", "La lune" y "Recto verso" lo hicieron entrar en una especie de ensoñación iluminada por los constantes destellos que emanaban del escenario en el que la cantante gala se dirigía de vez en vez a sus fans para incitarlos a corear sus temas.

Con tres cambios de vestuario, Geffroy logró durante su presentación encender los ánimos de la gente que también se deleitó con "Je veux", corte que lanzó a la fama a la artista quien concluyó, tras el conocido coro de "¡otra, otra!", con "Dans ma rue" y "J'aime a nouvell".

La cantante francesa, quien con su particular voz interpreta canciones llenas de ritmo y alegría, conoció la fama en 2010 con "Je veux", un corte que desmitifica las necesidades amorosas de las personas y pone al amor en su justa dimensión.

Su primer álbum, llamado igual que dicho tema, vendió más de dos millones de copias a nivel internacional y fue lanzado en más de 54 países.

En su tercera discografía, Geffroy rinde tributo a la ciudad que vio nacer su carrera musical, en las calles de Montmartre, las mismas en las que Ella Fitzgerald y Edith Piaf entonaron sus primeras estrofas.

Al terminar su visita a México, la francesa continuará su gira por Bogotá, Montevideo, Buenos Aires y Río de Janeiro, entre otras ciudades de Sudamérica, para concluir a principios de junio próximo en San Petersburgo, Rusia.