Nadal acepta que tuvo suerte para superar las "semis" en Buenos Aires

El tenista español Rafael Nadal, que mañana disputará su primera final de la temporada 2015, reconoció que la suerte estuvo de su lado para poder superar al argentino Carlos Berlocq en la ronda semifinal.

"Cuando uno remonta hay que tener suerte, cinco puntos seguidos son imposibles sin tener suerte", aceptó el español tras vencer a Berlocq por 7-6(9/7) y 6-2 en una de las semifinales del torneo ATP de Buenos Aires.

"Carlos es un jugador con gran garra y corazón en la pista", resaltó el español, ex líder del ranking mundial, que supo manejar la presión y acertó en los momentos decisivos para remontar la primera manga.

"Eso no se trabaja, fue una casualidad (se ríe), todo el mundo se pone nervioso y lo importante es tener la capacidad de desarrollar el juego que cree que tiene que desarrollar", dijo al respecto el primer cabeza de serie del torneo.

"El hecho de hacer bien las cosas viene con la confianza, con la tranquilidad de saber que lo que uno hace es lo correcto", agregó Nadal, quien ahora se concentrará en el argentino Juan Mónaco, ante quien buscará su primer título del año.

"Espero una final muy complicada porque Mónaco está jugando muy sólido. Cuando él está en un nivel muy alto es peligroso y en arcilla aún más", avisó el mallorquín, que se dijo consciente de que en este 2015, será imposible recuperar la cima del circuito.

"La única manera de recortarle puntos a (Roger) Federer y (Novak) Djokoivc es ganando. Mi meta para este año en ningún caso es ser número uno. Vamos a ver si puedo dar un paso importante en este regreso a las pistas", apuntó el cuarto mejor del mundo.