Mujica y Rousseff inauguran parque eólico en Uruguay

El presidente de Uruguay, José Mujica, y su similar de Brasil, Dilma Rousseff, inauguraron hoy un parque eólico en el departamento de Colonia, proyecto que requirió una inversión de 100 millones de dólares.

"Esta inauguración es un símbolo en pequeña escala de lo que tenemos que hacer, multiplicando la presencia de los Estados asociados en América, pero no para que sean dueños de todo, sino para que ejerzan soberanía y encaucen las fuerzas económicas", dijo Mujica en el acto.

El parque Astilleros, en Colonia, es resultado de un acuerdo entre la eléctrica estatal brasileña Electrobras y la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) de Uruguay para abastecer las redes eléctricas de ambos países.

La obra, que comenzó a construirse en enero de 2014, consta de 31 aerogeneradores de 2.1 megavatios de potencia cada uno. Cada torre mide 90 metros de altura y tiene un rotor de 95 metros de diámetro, con capacidad para producir 65 megavatios cada uno.

"Hoy se están derribando barreras tecnológicas impuestas por el colonialismo histórico en cuanto a nuestra integración energética", sostuvo por su parte Rousseff, quien asistirá mañana domingo a la toma de posesión de Tabaré Vázquez como presidente de Uruguay.

Al respecto, la mandataria brasileña confió en que con el gobierno encabezado por Vázquez, "se reafirmará y continuará la cooperación con Uruguay".

En su discurso, Rousseff hizo un reconocimiento a Mujica y a su esposa Lucía Topolansky, quienes fueron las primeras personas a las que recibió en su despacho en enero de 2011 cuando asumió por primera vez la Presidencia de Brasil.

Según un comunicado de la Presidencia de Uruguay, en la última parte de su alocución Mujica llamó al pueblo de Colonia y a los uruguayos: "trabajen y trabajen y cuiden y cuiden, porque la integración regional significa el desarrollo con mejor calificación del precio del trabajo".