Plantean optimizar abasto de manantiales en la Ciudad de México

La diputada local Miriam Saldaña destacó la necesidad de construir infraestructura para optimizar el beneficio que ofrecen los manantiales en la Ciudad de México.

La legisladora del Partido del Trabajo (PT) planteó que el mejoramiento de captaciones en manantiales contribuiría a ese propósito, de acuerdo con el Programa de Gestión Integral de los Recursos Hídricos, Visión 20 Años.

Indicó que de acuerdo con estudios de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) la falta de agua en la capital del país es un conflicto centrado no en la escasez, sino en la mala distribución a través de la infraestructura hidráulica.

A ello se suma que 50 por ciento de la construcción de pozos y almacenamientos generales se concentra en el poniente de la ciudad, donde vive la población de más recursos económicos.

Saldaña subrayó que el crecimiento poblacional, el desarrollo urbano y la disminución de las zonas de recarga natural del acuífero de la cuenca de México generaron una severa sobreexplotación del líquido.

Entre las consecuencias más visibles citó los hundimientos y las grietas en la ciudad, la alteración de la calidad del agua, particularmente al oriente de la zona metropolitana, y una oferta menor a la demanda a pesar de los grandes esfuerzos realizados.

La asambleísta también solicitó, en particular al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), un informe sobre el número de manantiales en la delegación Coyoacán y las acciones de mejoramiento de la infraestructura para su aprovechamiento.

A Coyoacán, una demarcación de gran valor ambiental, la cruzan dos ríos. Por un lado el Río Magdalena, considerado el único río vivo de la ciudad, que penetra en la delegación por el sureste, cerca de los Viveros de Coyoacán.

Este se une al Río Mixcoac, que está entubado, para juntos formar el Río Churubusco, que sirve como límite natural con la delegación Benito Juárez, en la parte norte.