González Iñárritu adapta su obra a normas del cine estadunidense:Sacha

El guionista cubano Francisco López Sacha opinó que una de las mayores virtudes de Alejandro González Iñárritu en su obra, es el ser inteligente para adaptarla a las normas del cine estadunidense.

Se ha cuestionado si "Birdman" es o no cine mexicano, lo mismo sucede con "21 gramos" y "Amores Perros"; "lo cierto es que hay normas en la industria que González Iñárritu ha sabido inteligentemente, colocarlas en su cine para tener audiencia".

Tras celebrar el triunfo de González Iñárritu en la pasada entrega del Oscar por "Birdman", indicó que se puede considerar que la cinta es mexicana por haber sido dirigida por un mexicano, pero también podría no considerarse por estar más apegada a las pautas del cine norteamericano.

Otro ejemplo sería Robert Rodríguez con "El Mariachi" que fue una película perfecta con apenas una inversión de cinco mil dólares, pero la que hizo con Antonio Banderas, perdió la gracia, la inteligencia.

Expresó que Iñárritu "es un hombre con talento, ojalá perdure dentro de ese sistema de cine, donde hoy tienes el número uno y mañana no".

Reconoció que para lograr esto no existen fórmulas mágicas: "Por ejemplo nunca había leído a un escrito tan malo como Dan Brown que puede vender millones de copias del "Código Da Vinci"; es el peor libro que he leído en mi vida, pero fue un best seller. La película fue horriblemente mala a mi gusto y fueron al cine a verla".

"No existe una fórmula para el éxito. Tu escribes para la fórmula y no tienes éxito, escribes fuera de ella y tienes éxito, así es de complicado", manifestó.

En otro tema, consideró que el guionista latinoamericano, desde que empezó el nuevo cine en el continente en la década de los 70 "está buscando su realidad".

"La gran traición del cine mexicano y el argentino de antes de los 60 fue que no buscan una realidad objetiva, sino una realidad por el melodrama, las rancheras, el Porfiriato, las grandes ilusiones, pero no el de las grandes realidades", comentó.

Indicó que muestra de esta realidad están "Los Olvidados", "El Ángel Exterminador", "Nazarín", "Simón en el Desierto", y por cada una de estas "obras maestras", existían unas 100 que se alejaban de los problemas sociales.