San Luis Potosí prepara operativos para vacaciones de Semana Santa

La Secretaría de Salud del estado hará inspecciones sanitarias para vigilar los niveles de cloro de las albercas, la limpieza de los baños y la higiene en la preparación de los alimentos, con motivo de las vacaciones de Semana Santa.

El coordinador de Protección Civil en la entidad, Gerardo Cabrera Olivo, destacó que el sector de seguridad de San Luis Potosí trabaja en forma coordinada para evitar accidentes en la próxima temporada vacacional.

Dijo que el Consejo Estatal de Protección Civil potosino revisará las condiciones en que están las instalaciones de los balnearios en la entidad, y capacitará al personal de salvavidas.

Cabrera Olivo añadió que también capacitarán a trabajadores administrativos de los establecimientos, para que tanto el personal como las condiciones de las instalaciones estén preparados para la gran afluencia que se espera se tenga durante esta época.

Señaló que en el interior del estado, los ayuntamientos, a través de sus Unidades Municipales de Protección Civil, y las direcciones de Seguridad Pública establecerán acciones para atender a la población que visite el territorio.

Para tal fin ya instalan módulos de información, para orientar a la ciudadanía sobre los servicios que ofrece el municipio y atenderlos en caso de alguna emergencia.

El funcionario informó que en el caso del balneario La Media Luna, en Río Verde, habrá un módulo con personal de la Dirección General de Protección Civil para atender las eventualidades.

Como cada año, la Dirección General de Seguridad Pública desplegará un gran operativo para garantizar la seguridad de la población durante estos días de asueto, tanto en los centros turísticos como cabeceras municipales y en las carreteras estatales.

Cabrera Olivo indicó que cualquier cantidad de elementos de Protección Civil, Rescate o Seguridad Pública resultan insuficientes sin la participación de la ciudadanía en su autoprotección.

El funcionario reiteró las medidas de prevención que debe tomar la ciudadanía cuando ingresen a balnearios naturales o con albercas: evitar las zonas profundas si no se sabe nadar perfectamente, nunca introducirse al agua inmediatamente después de haber tomado alimentos ni si consumen bebidas alcohólicas.

Recomendó especial cuidado con los menores de edad, quienes siempre deben estar vigilados por una persona adulta, tanto dentro como fuera de agua, y dotarlos de chalecos salvavidas si no se tiene plena confianza de su capacidad de nadar.