Campeche inicia verificación sanitaria de productos pesqueros

La Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (Copriscam) inició la verificación sanitaria de productos pesqueros por el inicio de la Cuaresma, informó el secretario estatal de Salud, Alfonso Cobos Toledo.

El funcionario exhortó a la población a tomar medidas preventivas para evitar enfermedades por el consumo de pescados y mariscos, y sugirió a la gente que compra pescados congelados, evitar descongelarlos a temperatura ambiente, pues al hacerlo se desarrollan bacterias.

Señaló que al descongelarlos es preferible pasarlos del congelador al refrigerador, cocinarlos directamente, ponerlos al chorro de agua -sin que se estanque- y utilizar el microondas.

Añadió que el pescado no se debe descongelar y volver a congelar; debe tener piel firme; escamas bien adheridas; agallas de color rojo intenso; olor a mar, fresco, y que esté en cama de hielo o refrigeración, menor o igual a 4°C.

Cobos Toledo recomendó rechazar el pescado que tenga olor desagradable, pútrido o de amoniaco, con la piel flácida y con desprendimiento fácil de las escamas, así como agallas obscuras, verdosas, viscosas, y que estén expuestos a temperatura ambiente.

En cuanto a la conchas de los ostiones, almejas o mejillones, éstas deben de estar cerradas.

El funcionario señaló que el personal de la Copriscam estará atento al incremento en la demanda y consumo de productos pesqueros, con acciones de vigilancia sanitaria, que promoverá buenas prácticas de higiene y sanidad, durante la preparación y expendio de alimentos y agua.

Detalló que el objetivo es prevenir la presencia de enfermedades transmitidas por la ingesta de productos pesqueros contaminados.

Entre las acciones que se van a intensificar en esta Cuaresma, destacó la verificación de las condiciones sanitarias de los establecimientos dedicados al proceso, venta y comercialización de pescados y mariscos crudos y preparados, incluyendo los mercados públicos.

El funcionario estatal aseguró que se hará la verificación sanitaria para realizar análisis sensorial de productos pesqueros, toma de muestras de agua y hielo para su envío al Laboratorio Estatal de Salud Pública con la finalidad de conocer la calidad sanitaria.