Autoridades llevan 5.5 toneladas de ayuda a damnificados en Bolivia

El viceministro de Defensa Civil de Bolivia, Óscar Cabrera, llevó hoy 5.5 toneladas de ayuda para los damnificados por las inundaciones en la ciudad de Cobija, en Pando, donde las aguas del río Acre ya bajaron a sus niveles normales.

Tras su llegada, Cabrera precisó que se trata del séptimo vuelo con ayuda humanitaria para Cobija, con lo que suman 28 toneladas de alimentos, vituallas, medicamentos y colchones enviados a ese municipio, donde se instalaron albergues temporales para los afectados.

El funcionario explicó que la distribución de la ayuda es coordinada con las autoridades locales, a fin de atender más rápido a los damnificados, informó la agencia local ABI.

El gobernador de Pando, Édgar Polanco, confirmó por su parte que el caudal del río Acre volvió la víspera a sus niveles normales, lo que permitió que algunas familias regresen a sus hogares.

"Ayer, el río ya volvió a su normalidad (...) Ya se comenzó con una segunda etapa para que vuelvan las familias a sus hogares, el dato que teníamos de 26 albergues temporales ya ha reducido a 24, es una buena señal" de que la gente está regresando a sus casas, sostuvo.

Polanco anunció que mañana domingo viajará a otras regiones del departamento para recoger información y tener una evaluación de la situación en los demás municipios de Pando, donde alrededor de mil familias resultaron afectadas por el desbordamiento de ríos.