Corte de Egipto declara "organización terrorista" a Hamás

Una corte egipcia declaró hoy al Movimiento de Resistencia Islámica Hamás, que controla la Franja de Gaza, como una "organización terrorista", debido a sus vínculos con la proscrita Hermandad Musulmana.

La decisión del Tribunal de Asuntos Urgentes de El Cairo se basó en dos demandas presentadas contra Hamás por una serie de asesinatos de personal de las fuerzas de seguridad egipcias.

Los abogados demandantes, Samir Sabry y Ashraf Said Ibrahim, sostienen que la facción palestina ha participado en ataques mortales contra policías y militares en la península del Sinaí desde el derrocamiento del ex presidente egipcio Mohammed Morsi, el 3 de julio de 2013.

El fallo del tribunal prohíbe la presencia de Hamás en Egipto, un veredicto más amplio que el emitido en enero pasado contra las Brigadas Al-Qassam, brazo armado del grupo palestino.

"Se ha demostrado sin ninguna duda que Hamás ha cometido actos de sabotaje, asesinatos y matanza de civiles inocentes y miembros de las fuerzas armadas y de la policía en Egipto", sostuvo el juez Mohamed el-Sayed, citado por la agencia estatal de noticias Mena.

Los recursos judiciales contra Hamás, cuyos líderes han negado de manera persistente las acusaciones, fueron interpuestos a pesar de que el grupo participó en el acuerdo palestino-israelí, mediado por Egipto, el verano pasado.

Representantes del grupo asistieron a las conversaciones celebradas en la capital egipcia en agosto de 2014 para lograr un alto al fuego entre Hamás e Israel en la Franja de Gaza, cuando el conflicto ya había dejado unos dos mil muertos, la mayoría civiles palestinos.

La decisión adoptada por la corte egipcia este sábado se produjo incluso dos meses después de que un tribunal superior de la Unión Europea (UE) retiró al grupo de su lista oficial de organizaciones terroristas en diciembre pasado.

Las relaciones entre Egipto y Hamás se han deteriorado desde el derrocamiento de Morsi, de la Hermandad Musulmana, quien ganó la Presidencia en las elecciones en 2012.

Las fuerzas armadas depusieron a Morsi y declararon a la Hermandad Musulmana como una "organización terrorista", la prohibieron y encarcelaron a sus miembros, incluido el depuesto presidente.

Actualmente, el depuesto mandatario está siendo juzgado por cargos de espionaje a favor de la facción palestina, que siempre expresó su respaldo a la Hermandad Musulmana, de acuerdo con reportes del periódico Daily News Egypt.

Morsi también es acusado de escapar de la cárcel en enero de 2011, durante los primeros días de la revuelta que derrocó a su antecesor Hosni Mubarak, con la ayuda de extranjeros, incluidos miembros de Hamás.

En marzo de 2014, un tribunal egipcio prohibió las actividades de Hamás dentro de Egipto y confiscó las oficinas del grupo en el país.