Programa Coinversión Social beneficia a más de 11 mil personas en 2014

El modelo de Coinversión Social de Oxfam México benefició en 2014 a 11 mil 525 personas, más de la mitad de ellas mujeres, de 160 comunidades de 71 municipios de los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

La organización que forma parte de la Confederación Internacional Oxfam, que trabaja en 94 países para construir un futuro libre de la injusticia y la pobreza, reportó la participación de 121 organizaciones de la sociedad civil, en 55 proyectos de desarrollo en justicia alimentaria.

En un comunicado recordó que en 2014, en el marco de su programa de Coinversión Social, propuso a instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil en México sumar esfuerzos para promover la movilización de recursos.

Ello, con el propósito de llevar a cabo un programa de desarrollo de iniciativas locales para la justicia alimentaria, mediante la promoción del derecho al ejercicio de los recursos públicos.

Explicó que el modelo de Coinversión Social tiene como objetivo fortalecer a las organizaciones de la sociedad civil, reconociendo sus aportaciones al desarrollo de iniciativas locales para la justicia alimentaria, y promueve su derecho a participar de los recursos públicos.

Además, a partir de la identificación de objetivos comunes, busca que la sociedad civil pueda incidir en las políticas públicas.

Gracias a la cooperación de Oxfam Novib, de Holanda; de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), y de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano de Oaxaca (Sedesoh), se logró reunir un fondo de 15 millones de pesos para el referido programa.

Oxfam México precisó que de ese monto, siete millones provinieron de la Sedesol, cinco millones del gobierno de Oaxaca a través de la Sedesoh y tres millones de pesos más aportados por Oxfam.

Expuso que con este fondo se pusieron en marcha 55 proyectos de desarrollo en los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, tras la convocatoria lanzada por Oxfam México para participar en la implementación del programa de Coinversión Social.

Este viernes, como parte de las actividades de clausura del programa, se llevó a cabo el evento "Propuestas locales para la seguridad alimentaria: Perspectivas de la Coinversión Social".

El objetivo del evento, dijo, fue intercambiar experiencias entre las organizaciones civiles de las tres entidades federativas que durante 2014 ejecutaron sus proyectos dentro del modelo de Coinversión Social, los actores de gobierno que formaron parte de la iniciativa y las instituciones interesadas en mecanismos de innovación social.

Al evento asistieron representantes de organizaciones de alcance nacional, de instituciones públicas de gobiernos estatales y del gobierno federal, donantes y otros actores vinculados a la cooperación y al desarrollo, quienes tuvieron oportunidad de constatar cómo los proyectos gestionados por las diversas organizaciones contribuyeron al empoderamiento de las comunidades a nivel local.

Los participantes también compartieron su reflexión, opiniones y perspectivas del programa de Coinversión Social en el futuro, principalmente con respecto a la sustentabilidad de las inversiones en iniciativas de la sociedad civil, como un mecanismo de política pública.

Oxfam México manifestó que el reto ahora consistirá en crear mecanismos que logren que los cambios generados en el corto plazo puedan perdurar en el tiempo y contribuir a aumentar la seguridad alimentaria en las comunidades más marginadas del país.

Las organizaciones que participaron en la implementación del modelo reconocieron la labor de Oxfam México por poner en marcha un mecanismo de esta naturaleza, garantizando la transparencia en el ejercicio de los recursos públicos.