Informan a diputados sobre suspensión a casas de empeño por anomalías

La Secretaría de Economía informó a la Cámara de Diputados que del 2 de enero a la fecha fueron suspendidas las actividades de 615 casas de empeño y 680 más están sujetas a procedimientos por violar la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Indicó que las verificaciones efectuadas por la Procuraduría Federal del Consumidor detectaron que los principales incumplimientos son por no exhibir el contrato y carecer de constancia de inscripción al Registro Público de Casas de Empeño.

También por incumplir con la NOM-179-SCFI-2007, al no contar con una pizarra con la información comercial respecto al préstamo conforme avalúo de la prenda, la tasa de interés anualizada, el costo por año y gasto de almacenaje.

En el documento publicado en la Gaceta Parlamentaria, la dependencia precisó que las verificaciones de la Profeco tienen como objetivo constatar el porcentaje del préstamo conforme al avalúo de la prenda; el precio por gramo para el empeño de metales preciosos.

Así como el monto total a pagar en intereses, cargos y comisiones; requisitos y condiciones del procedimiento para comercialización de la prenda, y desempeño de la misma, entre otras.

Al precisar los resultados del Programa Nacional de Verificación y Vigilancia Casas de Empeño 2014, aseguró que mil 35 establecimientos están sujetos a procedimiento de infracciones a la ley, y 939 fueron suspendidos.

La SE mencionó que las casas de empeño, a través del contrato de adhesión, deberán establecer procedimientos que le garanticen al pignorante la restitución de la prenda. Ello, en caso de que el bien sobre el que se constituyó la prenda haya sido robado, extraviado o sufra algún daño o deterioro.

Informó que a la fecha están en trámite dos mil 002 solicitudes de registro ante la Dirección General Adjunta del Registro Público de Casas de Empeño, y se han otorgado 405 a las que han cumplido con los requisitos establecidos.

A su vez, diputados de las diferentes fracciones parlamentarias solicitaron una campaña nacional para alertar e informar a la población sobre el funcionamiento de las casas de empeño, a fin de prevenir abusos y operaciones fraudulentas,

Asimismo como realizar acciones que obliguen a cumplir la normatividad vigente en regulación y operación de estas instituciones en los 31 estados y el Distrito Federal.

Mencionaron que ante la falta de planeación del gasto económico familiar y carecer de servicios financieros, surge la necesidad en los ciudadanos de obtener dinero a través del crédito prendario ofrecido por las casas de empeño.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Casas de Empeño A.C, 35 millones de mexicanos acuden a esos establecimientos para acceder a préstamos con tasas de interés anual de hasta 372 por ciento.

Además, el 25 por ciento de las seis mil 500 casas de préstamo prendario que hay en el país, son empresas que operan sin cumplir con las normas establecidas para ese sector.

Las quejas de los usuarios son negativa a entregar prendas, invalidar refrendos, dar información errónea sobre tasas de interés y robo de las piezas empeñadas.