Doble atentado al noroeste de Bagdad deja 15 muertos

Al menos 15 personas murieron en un doble atentado suicida ocurrido en un mercado de la ciudad de Baladruz, al noroeste de Bagdad, mientras en Samarra, en el norte de Irak, el ejército libra fuertes combates contra el Estado Islámico (EI).

En el primer incidente ocurrido a 70 kilómetros de Bagdad, un coche bomba fue detonado por el conductor del automóvil, cerca del mercado de Baladrouz, en la oriental provincia de Diyala, de mayoría chiita, indicaron funcionarios de la policía.

Minutos más tarde, una segunda unidad cargada con explosivos estalló cuando decenas de personas habían acudido al lugar de la primera detonación, reportó la cadena qatarí de noticias Al Yazera

Funcionarios del hospital local informaron que al menos 15 cuerpos han sido recuperados y unas 50 personas resultaron heridas.

El número de víctimas podría aumentar ya que muchos de los heridos estaban en estado crítico, añadió la fuente.

Los ataques coordinados se produjeron a pesar de que las fuerzas de seguridad iraquíes anunciaron que habían liberado a toda la provincia de Diyala de elementos del grupo radical Estado Islámico (EI), después de días de ofensiva.

Por su parte, los yihadistas del EI lanzaron este sábado un ataque masivo contra la ciudad santa iraquí de Samarra, en el norte del país, donde cientos de soldados y milicianos progubernamentales iraquíes han estado concentrándose en los últimos días.

La intención de las fuerzas de seguridad iraquíes es expulsar a los combatientes de Estado Islámico de sus posiciones a las afueras de Samarra, cercanas al río Tigris.

No obstante, un atacante suicida condujo su coche cargado de explosivos contra un puesto de control de milicianos chiitas que luchan contra los militantes del EI, Cerca de la ciudad de Samarra, matando a ocho combatientes e hiriendo a otras 15 personas.

Samarra y sus alrededores han sido objeto de constantes ataques por parte del grupo Estado Islámico, que capturó grandes partes del territorio del oeste de Irak y el norte en el verano pasado.

La policía precisó que se produjeron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad iraquíes y los militantes islámicos del Estado tras el ataque en las áreas alrededor de Samarra, a 95 kilómetros al norte de Bagdad.