Putin considera que asesinato de líder opositor fue por encargado

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera que el líder opositor Boris Nemtsov fue asesinado por encargo y que se trata de una provocación a la vida política del país, señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Putin señaló que es un asesinato cruel, perpetrado por encargo, y que reviste un carácter exclusivamente provocador", sostuvo Peskov.

El mandatario ruso ordenó al Comité de Investigación, al Ministerio del Interior y al Servicio Federal de Seguridad crear un grupo investigador para esclarecer el crimen.

"El presidente ya ha expresado sus condolencias a los familiares de Boris Nemtsov", agregó el portavoz.

Los habitantes de Moscú, por su parte, han acudido al lugar donde fue abatido el dirigente opositor para depositar flores en memoria de Nemtsov, un hecho que ha conmocionado a la sociedad rusa y condenado por la comunidad internacional.

La gente acude al lugar del crimen llevando flores y retratos de Nemtsov, ya hay una enorme cantidad de flores. Casi 200 personas se encuentran en el puente donde se produjo el asesinato, reportó el canal ruso de noticias Sputnik, antes RIA Novosti News.

El portavoz del Kremlin no cree que la muerte del opositor Nemtsov pueda afectar a la reputación de los dirigentes rusos. "No lo creo en absoluto", dijo Peskov este sábado en una entrevista a la emisora Kommersant FM.

Los periodistas le preguntaron sobre si la muerte del conocido opositor pudiera perjudicar a los dirigentes rusos si no capturan a los asesinos.

"Con todo mi respeto a la memoria de Boris Nemtsov, debo decir que en el plano político no representaba amenaza alguna a los actuales dirigentes rusos", indicó.

El asesinato del político opositor se produjo en vísperas de una marcha de protesta convocada para este domingo en el sureste de Moscú.

Los activistas reaccionaron a la muerte de uno de sus líderes, por lo que cancelaron la acción de protesta y convocaron una marcha de duelo en el centro de la ciudad.

Nemtsov, un conocido político opositor ruso que en 1997 ocupó el cargo de primer viceprimer ministro, fue asesinado a tiros en el centro de Moscú, a pocos metros del Kremlin.

Según la policía, un hombre desconocido disparó cuatro veces al político y no se ha descartado la versión del asesinato por encargo.