Suscriben convenio para Unión Aduanera Centroamericana

Los presidentes de Guatemala y Honduras firmaron un acuerdo para la Unión Aduanera entre los dos países, como parte de un proceso que involucra a los países centroamericanos, informaron hoy fuentes oficiales.

El convenio fue establecido la víspera en una visita del presidente guatemalteco Otto Pérez Molina a la ciudad de Tela, en el Caribe hondureño, donde se realizó una reunión con sectores empresariales del istmo.

El gobierno guatemalteco destacó que luego de 64 años de que inició el proceso de integración centroamericana, los gobiernos de Guatemala y Honduras firmaron el "histórico" acuerdo para la Unión Aduanera que, se estima, generará el crecimiento económico en 15 por ciento en el corto plazo.

Por el acuerdo que suscribieron los presidentes de Guatemala, Pérez Molina, y Honduras, Juan Orlando Hernández, se eliminarán tres cruces terrestres en las fronteras de los dos países.

Pérez Molina puntualizó que en 1951 comenzó el proceso para la unión de Centroamérica con la conformación de la Organización de Estados Centroamericanos, con la cual no se obtuvieron resultados concretos.

Dijo que en 1960 se creó un mercado común entre la región, en 1991 se estableció el Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) y en 1993 se firmó el protocolo de la unión económica.

"Hoy finalmente concretamos ese proceso que tanto buscamos y esperamos que próximamente se una El Salvador", destacó el mandatario guatemalteco durante una visita el jueves a la ciudad de Tela, Honduras.

Se estima que para el próximo 15 de diciembre se suprimirán las aduanas de Agua Caliente (entre las localidades de Chiquimula y Ocotepeque), El Florido (entre Chiquimula y Copán) y Entre Ríos (entre Puerto Barrios y Puerto Cortés).

Según el acuerdo bilateral, para esa fecha las tres aduanas paralizarán funciones tributarias y permitirán la libre movilización de mercancías y personas, con lo que se beneficiará especialmente el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas de la región.

Guatemala y Honduras representan el 46 por ciento del Producto Interno Bruto de la región, forman el 40 por ciento del territorio centroamericano y el 42 por ciento de la población.

Se estima que con la eliminación de las aduanas, las economías de ambos países crecerán más de uno por ciento al año.

El proyecto aduanero está contemplado en el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica, el cual busca mejorar las condiciones de vida de la población de Guatemala, Honduras y El Salvador.

Los gobiernos de los tres países, que impulsan la estrategia de desarrollo regional con el apoyo de Estados Unidos, consideran que al generarse crecimiento económico y empleos se frenará la migración hacia el norte.

Según datos del central Banco de Guatemala, en 2014 las exportaciones hacia Honduras ascendieron a 886 millones de dólares y las importaciones a 423 millones de dólares.

Entre los productos que más se comercializan están los plásticos y sus manufacturas, alimentos, materiales textiles, hierro y acero, productos farmacéuticos y de la industria química, manufacturas de papel y cartón, bebidas alcohólicas y vinagres, detergentes y jabones.

Guatemala posee 22 aduanas a cargo de la Superintendencia de Administración Tributaria, de las cuales 15 son terrestres, cuatro marítimas y tres aéreas.

Honduras posee ocho terrestres, ocho marítimas y dos aéreas y su estructura es manejada por la Dirección Ejecutiva de Ingresos.

Los presidentes de Guatemala y Honduras, y el vicepresidente de El Salvador, Óscar Ortiz, participaron en la ciudad de Tela en el foro empresarial "Primer Encuentro Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica".