Regresa "Las jiras" a la escena editorial después de cuatro décadas

Con comentarios certeros y a veces punzantes, evocaciones montadas en un vaivén de la nostalgia a la irritación, y de la frustración a la satisfacción, el periodista Víctor Roura y el escritor Federico Arana presentaron una nueva edición del libro "Las jiras", de este último, en el marco de la XXXVI Feria Internacional del Libro en el Palacio de Minería (FILPM).

De lo anterior, muy pronto se desprendió una realidad que a los asistentes al acto organizado por el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes del Estado de Hidalgo, les quedó clara: Con una pluma ágil y desenfadada, Federico Arana (1942) resume en "Las jiras" el desencanto de su generación, como lo estableció el diálogo Roura-Arana.

Arana realizó sus estudios en el Instituto Luis Vives de la Ciudad de México y obtuvo el doctorado en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y ha sido, en esa institución, profesor y secretario académico del plantel sur del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH-UNAM). Pero "Las jiras" nada tiene qué ver con todo eso, pues nació de su paso por la música.

Anoche, en el Pabellón del Estado de Hidalgo, entidad invitada de honor en la FILPM de este año, el diálogo entre esos personajes inmersos desde hace muchos años en el mundo del arte y la cultura, específicamente de la música, fustigó a los sistemas de poder que no siempre fueron, no son ni serán justos ni confiables para todos los creadores de arte en este y en cualquier país del mundo.

Hablaron de los "productos musicales" fabricados por los grandes corporativos y cómo, en el caso de Arana, debió remar contra corriente. Consecuentemente, el libro que ya tiene alrededor de 40 años, exhibe con trazos bien delineados "un claroscuro de la idiosincrasia mexicana vigente hasta nuestros días", como lo señala la contraportada de la obra que ha vuelto a la circulación.

Se trata, coincidieron los presentadores, de la reedición de un libro clásico de la literatura del rock hecha en México. Narra las aventuras de cinco jóvenes roqueros, quienes cansados de la explotación y la falta de oportunidades en este país, se van a los Estados Unidos. El "Amarillo", guitarrista de la banda Los Hijos del Ácido, se casa con una gringa. Luego lo mandan a Vietnam.

"Las jiras" celebra cuatro décadas con una nueva edición que viene a tender un puente generacional, para traer a la escena narrativa un texto que muestra la transformación, la permanencia o la desaparición de lugares, palabras, conductas sociales y expresiones culturales. "El resultado es un libro dinámico que conserva su carácter tremendista, breve y divertido", como lo definió el autor.

Arana sabe de lo que habla y de lo que escribió en "Las jiras". Pese a su formación como científico, ha vivido en el ámbito artístico como escritor, pintor, dibujante y músico. Se recordó su grupo "Los sonámbulos" que lideró en los 60, y a pesar de haber grabado sólo un LP, poco reconocido en México, en España, Estados Unidos y Colombia hay muchas y exitosas reediciones de ese fonograma.

Actualmente el disco de la banda, titulado "Rock con los sonámbulos", es muy apreciado por los coleccionistas de todo el mundo debido a su calidad musical y difícil localización. Además en esta faceta, integró, durante la década de los 80, el grupo Naftalina con el mismo género. En esa producción parodió las piezas de su banda anterior imprimiéndoles su particular estilo cargado de humorismo.

Asimismo, ha compuesto música para varias películas, además de que ha logrado exponer su obra pictórica en México, Alemania, Suiza y Estados Unidos. Su pasión por el referido género musical lo llevó a escribir el libro "Historia del rock en México", donde realiza un acercamiento a la vida de este género y los problemas con los que se topaban los músicos para grabar sus materiales en el país.

Como escritor, ha trasladado su experiencia musical en textos como la célebre crónica "Guaraches de ante azul", además de "Las jiras", en 1973, que se centra en la búsqueda en rasgos de identidad por parte de su generación. Por esta publicación obtuvo en México el Premio "Xavier Villaurrutia" y en España el de Poesía otorgado por la Universidad Internacional de Santander.

Entre sus publicaciones destaca también "Ornitóteles, el pájaro filosófico", recopilación de sus caricaturas publicadas en el diario "Novedades". En el territorio ensayístico están "La música dizque folclórica", "Rockeros y folcloroides" y "Los cien más cachondos rocanroleros de las lenguas españolas". En cuanto a novela su pueden mencionar "Yo mariachi" y "Delgadina", que cosecharon éxitos.

Finalmente, en el acto de presentación se recordó también que Federico Arana ha pisado el difícil terreno de la dramaturgia, donde destaca particularmente "Huitzilopochtli vs. Los rocanroleros de la noche".