Placas astronómicas en Puebla registradas como Memoria del Mundo

La colección de placas astronómicas de la Cámara Schmidt de Tonantzintla, en Puebla, se registraron como Memoria del Mundo ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

El director de Divulgación y Comunicación del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), Raúl Mújica García, informó que el pasado domingo 22 de febrero, se llevó a cabo de manera oficial el registro de la colección de placas astrofotográficas de la Cámara Schmidt de Tonantzintla en el Programa Memoria del Mundo.

En entrevista, explicó que este programa fue creado por la UNESCO para coadyuvar en la preservación y difusión del patrimonio mundial documental.

Entre los acervos mexicanos que ya forman parte del mismo destacan la Biblioteca Palafoxiana, el Códice Techaloyan de Cuajimalpa, los Códices del Marquesado de Oaxaca y los Fondos del Archivo Histórico del Colegio de Vizcaínas.

"La trascendencia histórica del referido acervo astronómico, que actualmente pertenece al INAOE, radica en que contiene los primeros registros de las observaciones del cielo en esta posición geográfica. Además, no existe en ninguna otra parte del mundo una colección espectral tan grande como la de Tonantzintla, donde se muestreó básicamente todo el centro de la galaxia y uno de sus polos", informó el investigador.

Abundó que la colección es fiel reflejo del quehacer científico realizado a lo largo de medio siglo por algunos de los más destacados científicos mexicanos, entre ellos el Doctor Guillermo Haro Barraza, en el Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla (OANTON) de 1942 a 1971 y, posteriormente, en el INAOE, de 1971 a 1994.

Por su parte, el doctor Alberto Carramiñana Alonso, director General del INAOE, comentó que el registro de la colección de placas de la Cámara Schmidt en la Memoria del Mundo es un hecho importantísimo.

"Se trata del registro que hicieron aquí en Tonantzintla en su momento Luis Enrique Erro y especialmente Guillermo Haro de todas las observaciones astronómicas realizadas principalmente en los años 50 y 60, con descubrimientos que son hitos en el conocimiento universal", citó.

Apuntó que el INAOE desarrolla un proyecto de digitalización de la colección para su conservación, difusión y explotación científica.

"De hecho, es una solicitud de la Unión Astronómica Internacional a todos los observatorios que trabajaron en la época en que el registro fotográfico se realizaba en placas de vidrio. Cada placa contiene la información del cielo en un particular instante, y no es lo mismo verla 50 o 100 años después", señaló.

En tanto, el doctor José Guichard Romero, investigador del INAOE, comentó que el proyecto de digitalización se lleva a cabo de tal manera que no se trata de sólo tomar una foto de las placas, sino de realizar un escaneo muy preciso y sofisticado de las mismas y digitalizarlas.

Para esto se desarrollaron algoritmos computacionales para una óptima utilización de los escáneres, que corrijan los efectos de distorsión y de borde (errores geométricos) que normalmente se produce durante el mismo proceso de digitalización.

Lo más importante, para extraer la información de las mismas y, por ejemplo, determinar y analizar los espectros, las condiciones físicas o características químicas de los objetos que están ahí. Ese proceso ya está terminado.

"En su momento Tonantzintla fue uno de los centros astronómicos más importantes del mundo y los trabajos realizados con la Cámara Schmidt fueron fundamentales para el estudio y descubrimiento de muchos objetos celestes como los objetos Haro-Herbig, las galaxias Haro, las estrellas ráfagas, etcétera", dijo.

Calificó este registro del acervo en el Programa Memoria del Mundo, como un reconocimiento a la labor de los fundadores del OANTON y del INAOE, como Luis Enrique Erro, Braulio Iriarte, Enrique Chavira y, especialmente, Guillermo Haro Barraza.