Avanzan proyectos que impulsarán acceso a servicios de telecom

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) avanza en la implementación de la Red Compartida, el programa México Conectado, Red Troncal y la transición a la televisión abierta digital.

La implementación de estos proyectos, derivados de la reforma de telecomunicaciones, constituyen un modelo integral hacia el acceso universal a los servicios de telecomunicaciones, enfatizó la dependencia en un comunicado.

Entre mayo de 2014 y febrero de este año, refirió, se han entregado más de 2.3 millones de televisores en hogares de bajos recursos de 20 estados del país, de acuerdo con el listado de beneficiarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La SCT señaló que estas entregas permitieron que el pasado 14 de enero, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) realizara el "apagón analógico" en la región de la frontera noroeste del país, que comprende 12 municipios de Tamaulipas, cuatro de Nuevo León y uno de Coahuila.

Por otra parte, reportó que a la fecha, más de 65 mil sitios y espacios públicos a nivel nacional cuentan con acceso a internet contratado por la SCT a través del programa México Conectado.

Ello, como resultado del trabajo de las 14 mesas estatales de coordinación instaladas en Morelos, Colima, Tabasco, Estado de México, Sonora, Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Michoacán, Sinaloa, Hidalgo, Campeche, Coahuila y Jalisco.

Más de 40 por ciento de los sitios públicos cuentan con una antena Wi-Fi en el exterior del sitio, que permite que personas de la comunidad, que no tienen otro medio de acceso a Internet, puedan conectarse a través de sus propios dispositivos.

La dependencia, subrayó que 75 por ciento de los sitios públicos con acceso a Internet están ubicados en los municipios considerados en la Cruzada Nacional sin Hambre, en tanto que más de 18 millones de personas son beneficiarias del acceso a Internet en los sitios públicos de México Conectado.

Con relación al proyecto de la Red Troncal, la Secretaría de Comunicaciones recordó que durante el segundo semestre del año pasado se realizó una auditoría técnica y administrativa a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a Telecomunicaciones de México (Telecomm).

La información generada por la auditoría permitió conocer el estado de los activos de la CFE relacionados con su título de concesión para operar una red de telecomunicaciones, así como el estado actual de Telecomm para recibir, operar y explotar la concesión que se le otorgará.

Con estos resultados, el 17 de diciembre pasado la CFE entregó al Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) la solicitud de cesión del título de concesión para operar y explotar una red pública de telecomunicaciones, a favor de Telecomm.

"Se prevé que, a finales de marzo de este año, el Pleno del Ifetel resuelva y emita el dictamen correspondiente; mientras tanto, la CFE y Telecomm se encuentran trabajando en los términos de la cesión y los demás instrumentos necesarios para su ejecución".

Paralelamente, añadió, la SCT contrató la elaboración de un plan óptimo de expansión y operación de la red, en el cual se considerará el crecimiento de su capacidad y cobertura, de manera que México cuente con una robusta red troncal de telecomunicaciones, en los términos ordenados por la Constitución.

En torno a la Red Compartida, la dependencia refirió que ya se realizaron pruebas de campo de la tecnología Long Term Evolution (LTE) en 90 Megahertz (MHz) de la banda de frecuencias de 700 MHz, con la finalidad de iniciar el despliegue de la red compartida mayorista.

Dichas pruebas estuvieron a cargo de Huawei Technologies, Nokia Solutions and Networks, Alcatel-Lucent y Ericsson, y, para su desarrollo, estos proveedores emplearon recursos propios.

Adicionalmente, se contrataron servicios de asesoría especializada en materia técnica, administrativa, económico-financiera y de rentabilidad social para el diseño del proceso y la elaboración de insumos para las bases de la licitación para el despliegue y operación de la Red Compartida.

La Red Compartida requerirá una inversión estimada de 10 mil millones de dólares por 10 años y en el esquema planteado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes no será una presión para las finanzas públicas, pues será financiada, desplegada y operada por un particular.

Este proyecto será licitado buscando maximizar su beneficio para el Estado Mexicano, tanto en términos recaudatorios como en cuanto a las obligaciones de cobertura y calidad que se impondrán al licitante ganador, finalizó la dependencia.