Actores cubanos trabajan para sacar del "bache" al cine de su país

El joven actor cubano, Armando Gómez Quiroga, afirmó que la nueva generación de actores en su país ha asumido el reto de desarrollar buenos proyectos cinematográficos para sacar al cine cubano de un "bache".

En entrevista, el actor en cintas como "Melaza", "Conducta" y "Boccaccerías Habaneras" añadió que "los jóvenes estamos como involucrándonos lo más que podamos en el cine, en la televisión y la radio.

"Estamos hablando de que en Cuba lamentablemente tuvimos como un bache en el cine y queremos trabajar, hacer buenos proyectos, que los directores se interesen en nosotros; estamos tratando de superarnos un poco más", dijo.

Y es justamente eso, abundó, que tenemos muchas ganas de trabajar que es una de las cosas importantes que debe de tener un artista, las ganas de trabajar.

Expuso que existen expectativas para los nuevos actores que las nuevas relaciones de su país con América del Norte permitan desarrollar "buenos proyectos; que vengan más personas con ganas de trabajar y con ganas de hacer buenas cosas. Son bienvenidos.

"Creo que eso es uno de los pilares importantes en los que nos debemos de concentrar en el cine latinoamericano y en Cuba: desarrollar buenos proyectos", reiteró.

Durante su participación en la Muestra de Cine Cubano en Mérida 2015, reconoció que como cualquier actor cubano se piensa en Hollywood, sin embargo, lo primero que debe de hacer es prepararse para ello, proceso que se da poco a poco.

Al mismo tiempo, reconoció que los actores cubanos que han sido exitosos en la industria fílmica estadunidense "han sido los menos. Para los actores cubanos es más difícil llegar por el idioma, las características sociales, el carecer de un buen representante".

Cuestionado sobre su éxito en el cine cubano, Gómez Quiroga afirmó que se ha ponderado más su trabajo actoral que su físico, esto gracias a que "en Cuba se cuenta con una academia que se rige más por la parte del talento".

"La academia tienen como reto encontrar el talento que tenga un ser humano para que pueda llegar a ser un buen artista. Creo que en Cuba tenemos a un lado el ícono de la belleza, del hombre o la mujer bonita y, nos estamos concentrando un poco más en el talento y eso es importante", explicó.

Consideró que "en la actuación hay que vivir el personaje, sentirlo y eso es lo único que va a dar que el espectador cuando esté viendo la película o te esté viendo en un personaje, en otro y en otro, realmente se lo crea".

"Que uno como actor esté sintiendo todas las acciones que está transitando ese personaje, es la única manera de llegar a ser un gran actor o al menos estar en el camino", finalizó.