Cine latinoamericano debe abordar temas universales: Blanco

El cine latinoamericano requiere evitar aquellos temas locales e historias personales para dar el salto definitivo al pensamiento universal, consideró la actriz cubana Blanca Rosa Blanco, en el marco de la Muestra de Cine Cubano Mérida 2015, que se celebra en esta ciudad.

La protagonista de cintas como "Habanastation", "Juan de los Muertos" (2011) y "La Partida" (2013) destacó que los temas sociales "no se deben desprender nunca de lo que es la polémica del cine en ninguna sociedad", sin embargo, sugirió que éstos deben abordarse con una visión más universal.

"Tenemos que insertarnos en un mundo más amplio en cuanto a mercado, con un pensamiento más universal, creo que tendríamos que pasar la página en algunos temas e irnos a otro lugar, irnos a cuestiones menos locales, a historias menos personales", expuso en relación a la trascendencia del cine latinoamericano.

"Yo creo que las catarsis personales no pueden trascender siempre. Los temas universales nos darían las posibilidades, no solo al cine cubano sino latinoamericano de colocarnos mejor y creo que está sucediendo, creo que hay pequeños pasos que se están dando", manifestó

Antes de ofrecer el taller "Construyendo mi personaje desde las emociones y vivencias internas y externas", insistió en que "los temas sociales no se deben desprender nunca de lo que es la polémica del cine en ninguna sociedad".

"Considero que el cine debe tener una arma, esa para los cineastas, para los intelectuales que de alguna forma queremos trascender en cuanto a pensamiento de una sociedad, hablamos de valores que se han ido perdiendo en todas partes", destacó.

Existen, continuó, en el cine temas recurrentes y que no dejan de ser interesantes, como la inmigración, el racismo, fenómenos universales que han ido trascendiendo siempre y que conforme pasa el tiempo van teniendo otra dimensión.

No se trata, insistió, de pasar esa página, se trata de focalizar el problema desde otro lugar, ver otros puntos de vista que no sean sólo puntos de vista del creador.

"Por ejemplo, es importante que la gente sepa cómo vive un mexicano, pero que no sea exactamente desde un punto de vista como migrante o de una persona que haya sido maltratado por racismo", señaló.

"El mexicano, el cubano pertenecen a un grupo diferente al de los europeos y nosotros tenemos que contar historias nuestras, que no sean solo éstas", agregó.

La reconocida actriz cubana consideró que el reto para actrices y actores es recordar que "tienen una responsabilidad... tienes que verte como parte del fenómeno no puedes estar aislado de lo que estás interpretando, si eres actor participas en una trama y tienes que estar muy comprometido con eso".

"Es ahí donde radica la verdad, la esencia de un intérprete; no es solo pasar para hacer una actuación segura o de trascienda de un minuto, sino para ser parte de una carrera de resistencia, en la cual lleva 25 años de trabajo", resaltó.

Respecto al futuro del cine cubano, Blanco opinó que "a partir de la nueva forma de producciones independientes se abren caminos en los que la unión nacional de escritores y artistas de Cuba buscan apoyar una nueva visión con relación a la independencia del cine cubano y de los creadores".

Si bien es cierto que pertenecemos a una sociedad con determinadas limitaciones económicas, comentó, también lo es que nos ha hecho un poco más creativo y buscar soluciones en el campo.

"Creo que estamos caminando para ahí, con una nueva generación que está tratando de hacer un cine mucho más polémico, mucho más acorde al tiempo, y creo que aunque sean lentos los pasos, seguiremos estando a la vanguardia del cine latinoamericano", concluyó.