Premia GDF a niños voluntarios en explosión

Por el valor mostrado el 29 de enero pasado, cuando ocurrió la explosión en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, entregó reconocimientos, becas y otros apoyos a jóvenes.

Tras la explosión del hospital, el sentido de auxilio hacia las víctimas hizo que estudiantes de la secundaria aledaña dejaran el temor a un lado y participaran en las tareas de rescate pero no habían sido reconocidos, indicó.

Mancera Espinosa comentó que tras los hechos se conocieron muchas historias de vida, como la de los jóvenes de la Escuela Secundaria Diurna 211 "Antonio Castro Leal".

Ellos ayudaron en el "momento álgido, en el que se estaba con los trabajos, en el momento que ya se había suscitado la explosión, pero no se había terminado el peligro".

En el patio del Antiguo Ayuntamiento, Mancera dijo que por ello giró instrucciones para que al igual que a Jonathan Tobón, conocido como "el niño topo", se reconociera su valentía con becas de hasta 800 pesos mensuales y la incorporación a programas de natación y fútbol.

Destacó que al saber la participación de estos estudiantes en las labores de rescate pidió que fueran ubicados para darles un reconocimiento por su valor, tal y como se hizo con rescatistas, ciudadanos, con Jonathan, policías y otras personas.

"Nos faltaban ustedes, porque demostraron que su sentido de ayuda, de auxilio, estaba muy por encima de lo que podía ser el riesgo, quizá la juventud en ese momento no te permite reflexionar, porque sí era un momento de peligro, sin duda, pero arriesgaron su vida para ayudar a los demás", dijo.

El Jefe de Gobierno comentó que durante el proceso para localizarlos se encontraron a cuatro niños que viven cerca del hospital y que padecen discapacidad permanente, a quienes también se les darán apoyo económico y una beca a la hermana de Jonathan para estudiar música.