Evaluación de Desempeño Docente, un reto para el INEE: Backhoff

Como un reto enorme calificó Eduardo Backhoff Escudero, consejero del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación (INEE), el evaluar al millón 300 o 400 mil docentes que existen en el país.

Y que a partir del 2015 -y durante tres años- serán analizados por su desempeño, lo que está muy ligado a la permanencia y a la promoción de sus cargos.

El consejero expuso que este año, el Servicio Profesional Docente representa 19 tipos de evaluaciones a los profesores, lo que significa más de 200 exámenes diferentes.

Debido a que se evalúa a los docentes que ingresan este año; los que entraron el año pasado; y la permanencia o desempeño de todos los niveles de educación obligatoria y ello implica tener distintos operativos.

"Son distintas asignaturas, niveles o sistemas o subsistemas y cada uno te representa cosas distintas; no es lo mismo un federalizado que un desconcentrado". Además, se evaluará a los docentes que quieren ser técnicos pedagógicos, o maestros que quieren ser directores en los distintos niveles.

"Entonces se evaluará este año a cerca de 400 mil profesores, en un esfuerzo que iniciará en septiembre u octubre próximo".

Sobre los riesgos de la evaluación por desempeño dijo que "hay un grupo importante de maestros, en ciertos estados, como Guerrero, Michoacán y Oaxaca, en donde abiertamente han manifestado que todas las evaluaciones, -y no sólo la de los mentores sino también las de los niños- las iban a impedir o a quemar".

El INEE, dejó claro, se abstendrá de que los exámenes se presenten en aquellas entidades donde se considere existe un riesgo social. "Nosotros no tenemos la fuerza ni tenemos la manera de llegar a esos lugares si no existen las condiciones".

Pero, en muchos otros estados, en la gran mayoría, hay una gran voluntad, las autoridades educativas tienen control de las circunstancias y los maestros no están peleados con la evaluación.

El consejero expuso que lo más plausible de la evaluación es que todos tienen las mismas posibilidades que los demás de llegar a ser directores, pero en base a conocimientos y habilidades y no en las amistades.

Backhoff reconoció que aún persiste desinformación entre los maestros y que a todo el mundo le da temor ser evaluado, "pero el esquema de la meritocracia favorece a la sociedad, porque los mejores son los que ingresan y los que se promocionan, además de que es más justo tener un esquema de méritos que uno de amigos".

Dejó claro que la evaluación no está hecha con el esquema de valorar para correr a los malos y premiar a los buenos, sino para ayudarlos.

"Se les va a decir exactamente en qué se les va a evaluar, se tendrán que preparar y los de mejores calificaciones podrán ser directores. Es un esquema donde todo el mundo gana, sobre todo los ciudadanos y los docentes que menos relaciones tienen y que no podrían nunca aspirar aunque sean buenísimos".

Ello, porque están en un medio donde no se privilegia el conocimiento.