Piden a GDF informe qué hará con residuos de apagón analógico

La Asamblea Legislativa solicitó a las secretarias de Medio Ambiente y de Obras y Servicios Públicos un informe del programa para atender los residuos electrónicos que se generen con la entrada en vigor del denominado apagón analógico.

Al presentar un punto de acuerdo ante la Diputación Permanente a nombre de su compañera de bancada, Dione Anguiano, el diputado local Rubén Escamilla Salinas refirió que en el país se generan aproximadamente 300 mil toneladas por año de desechos electrónicos.

El asambleísta del Partido de la Revolución Democrática (PRD) agregó que esa cifra, que crecerá en forma alarmante con el sistema de sustitución de televisores analógicos por digitales, de lo cual la ciudad de México no resultará ajena.

En tribuna, el diputado local estableció que el Distrito Federal se debe apegar a lo dispuesto por la Ley General de la Prevención y Gestión Integral de los Residuos.

"El Distrito Federal debe impulsar un programa que regule las acciones de recolección, acopio, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos electrónicos que corre el riesgo de aumentar con la aplicación del apagón analógico" recalcó.

Ante esa situación, consideró, es recomendable promover la utilización de los convertidores de señal más accesibles a los bolsillos y cero contaminantes, como medida para conservar el televisor analógico y evitar que sea desechado.

También planteó que se deben impulsar acciones de gobierno que atiendan de forma inmediata la basura electrónica que se pueda generar al realizarse el cambio de aparatos receptores.

Reconoció que esa nueva tecnología trae consigo mayores ventajas y beneficios para la población por la alta definición o mejor calidad de la imagen y el sonido, así como por el uso eficiente del espectro al permitir la transmisión de un mayor número de canales sin costo para el consumidor.

Sin embargo, indicó que lo cierto es que para el medio ambiente pudieran no ser tantas las ventajas ni los beneficios, de no atenderse en tiempo y forma las posibles consecuencias que conlleva.

Escamilla Salinas refirió que para el caso del Distrito Federal, según el programa del gobierno federal, a partir de enero de 2015 iniciaría el proceso de aplicación del nuevo sistema tecnológico y por consiguiente del reparto de los equipos digitales.

Sin embargo, a la fecha no se conocen las medidas o acciones previstas por parte de la Secretaría de Medio Ambiente en coordinación con la de Obras y Servicios locales, para el destino y tratamiento de los cientos o miles de televisiones analógicas.

Recordó que diciembre de 2015 es la fecha límite para que en todo el territorio mexicano se cumpla con el "apagón analógico", que en forma escalonada y por regiones se inició en el norte de México, a partir de los primeros meses del año 2013.