Acuerdan diputados e INEE vigilar avance de reforma educativa

La Cámara de Diputados firmó un convenio con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), a fin de estrechar vínculos, fortalecer las decisiones de ambas instancias y vigilar el cumplimiento de la reforma educativa.

El presidente de la Cámara baja, Silvano Aureoles Conejo, indicó que con ese acuerdo se retroalimentarán las tareas de los legisladores, mientras el INEE contará con mayor solidez en sus actividades, lo que redundará en una "educación de calidad que permita a los mexicanos salir adelante".

"La educación es responsabilidad pública, pero fundamentalmente de maestros, padres de familia y del Estado. Sin estos tres actores, difícilmente podríamos alcanzar las metas que buscamos", expuso.

En la reunión con funcionarios del INEE, Aureoles Conejo manifestó su preocupación por las dificultades que se observan en algunas regiones del país, al privilegiarse situaciones ajenas al interés superior de niñas, niños y jóvenes en su derecho a una educación de calidad.

"Se pone en alto riesgo a generaciones presentes y futuras. Cuando uno ve los niveles de competitividad, es alarmante, y creo que el esfuerzo que ustedes realizan en el Instituto va a cristalizar en frutos que ayuden a alcanzar las metas de bienestar y desarrollo", expresó.

La consejera presidenta de la Junta de Gobierno del INEE, Sylvia Irene Schmelkes, pidió al gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, dejar sin efectos las promociones a puestos de subdirector, director y supervisor convocados por el Instituto Estatal de Educación Pública de la entidad y por la sección 22 del SNTE.

"Ello contraviene uno de los propósitos centrales de la reforma educativa, que es asegurar que los nuevos maestros y directivos que ingresen al Servicio Profesional Docente, lo hagan por méritos académicos, con lo cual se logra un México con profesores de calidad", expuso.

De acuerdo con la consejera, "esta y otras preocupaciones, como no haber logrado asegurar el interés superior de la infancia en la educación; la resolución de conflictos magisteriales y la evaluación y cantidad suficiente de docentes, deben ser atendidas, ya que "se ponen en peligro los cimientos de la reforma educativa".

En ese sentido, consideró que debe ser propósito de los tres órdenes de gobierno, los poderes del Estado y del propio Instituto hacer valer las leyes y eliminar los obstáculos al avance de lo que se previó en esta enmienda estructural.

El convenio "es un instrumento que estrecha la relación entre este órgano legislativo y el INEE para favorecer la colaboración y vigilar el cumplimiento de la reforma educativa y poder implementarla adecuadamente", puntualizó.