"La vida misma" muestra la huella que dejó Roger Ebert en el cine

La mirada a la extraordinaria vida de Roger Ebert a través del realizador Steve James en el documental "La vida misma", llegará este viernes a la cartelera comercial para mostrar la invaluable huella que el periodista dejó en la crítica cinematográfica.

A través de entrevistas y múltiples imágenes, el director es testigo de los últimos meses de vida del crítico cinematográfico Roger Ebert, ganador del premio Pulitzer y quien hasta sus últimos momentos vivió entregado al trabajo y al apoyo del cine, sin importar que tan pequeña o grande fuera la producción que juzgaba.

Además, Steve James da cuenta del impacto que como persona tuvo Ebert en su familia y en sus amigos, así como en directores y productores que marcaron su trabajo en una trayectoria humilde, entregada y siempre con drama y humor.

"Encontré muchas cosas que me sorprendieron, sabía que había sido guionista pero no mucho más allá y creo que durante el proceso de hacer la película aprendí lo talentoso que era como periodista aún cuando él era muy joven porque leer lo que escribía con tan solo 21 años de edad era sorprendente", afirmó James en entrevista.

Además de redescubrir la vida del crítico a través de imágenes de archivo en donde también se expone su relación con Gene Siskel, Steve James estuvo frente al reto de realmente entrar en la vida de Ebert a través de múltiples documentos para dar un enfoque sobre "el lugar que Roger tenía como crítico y por qué fue tan exitoso", a pesar de estar en situaciones críticas.

"Filmamos durante su último mes de vida, porque cuando iniciamos nunca esperamos que fuera a morir y él incluso dice que no espera estar vivo para cuando acabe la película, eso le da otro nivel de dificultad porque era filmar cosas complicadas pero también con un acceso restringido porque no estaba sano como para hacer las cosas que normalmente haría", explicó el realizador.

En ese ambiente, Steve James también logra plasmar el pensamiento innovador del crítico, que valoraba la labor de los periodistas y la libertad del Internet, pero siempre dándole su lugar al trabajo.

"Aunque disfrutaba ver las películas en pantalla grande, Ebert se daba cuenta que el mundo cambiaba con el Internet y la forma de ver las películas y que eso daba paso a que la gente viera películas hermosas que de otra manera no tendría acceso.

Por otro lado, celebraba el hecho de que el Internet abriera la oportunidad de que la gente escribiera sobre cine, pues no tenían que trabajar en un gran medio para hablar de cine, él siempre pensaba hacia delante, aunque por otro lado no se deshacía de la razón tradicional de que si son críticos de cine necesitan ser pagados por serlo", declaró James.

Inspirado en el libro homónimo, el documental "La vida misma", se estrenará este 27 de febrero en ocho cines del Distrito Federal.