Instalan molinos de viento en segunda planta de Torre Eiffel

Dos pequeños molinos de viento fueron instalados en la segunda planta de la Torre Eiffel como símbolo del compromiso del monumento con el desarrollo sustentable.

Los dos molinos, pintados del mismo color marrón que la estructura metálica de la torre, fueron colocados a 127 metros de altura y miden siete metros de alto por tres de envergadura.

La producción energética de los dos molinos, estimada en diez mil kilowatios por año, servirá para abastecer el consumo energético de la tienda del primer piso de la "dama de hierro".

"Es un gesto bastante simbólico para marcar el compromiso de la Torre en materia de desarrollo sustentable", explicaron a la prensa fuentes de la Sociedad que gestiona la Torre (SETE, por sus siglas en francés).

Con esta misma finalidad, el monumento de pago más visitado del mundo está iluminado con luces led de bajo consumo, tiene paneles solares y un sistema de recuperación de agua de lluvia.

De acuerdo a la sociedad gestora del monumento, símbolo de la capital de Francia que el año pasado recibió más de siete millones de visitantes, la Torre Eiffel consume lo mismo que un poblado de alrededor de tres mil habitantes.