Mexicanas participan en EUA en foro sobre mujeres en política

Pese a los avances logrados en años recientes para ampliar la participación de las mujeres en la vida política del hemisferio, el reto por delante es enorme y los obstáculos para superar la situación son complejos, dijeron hoy aquí expertas y lideresas políticas.

La violencia política, derivada en parte de la prevalencia de estructuras de naturaleza machista, se traduce constantemente en la exclusión de las mujeres de contiendas electorales, y con ello en una menor representación en el poder judicial y ejecutivo, denunciaron.

La subsecretaria de Gobernación de México, Lía Limón, dijo que si bien el tema está ya en el debate en muchos países, el impulso para ampliar la participación de las mujeres y poner fin a la violencia política, constituye una asignatura de suma importancia.

"Difícilmente una democracia estará acabada sin una participación justa y equitativa de quienes conformamos el 50 por ciento de la población", dijo la funcionaria, quien moderó uno de los paneles del evento.

Limón destacó la importancia de que, en adición a las leyes que hacen obligatoria la participación equitativa de las mujeres en contiendas electorales, se establezcan sanciones para quienes la impiden y estímulos para quienes participan.

Para Cecilia López, exsenadora y exministra de Agricultura de Colombia, "la falta de participación de las mujeres en la política es un déficit en la democracia", y dijo que en muchos casos "el gran freno" para avanzar en este frente son los propios partidos políticos.

Hizo notar que si bien la participación política de las mujeres está protegida por leyes en algunos países, ésto puede tener efectos negativos porque puede abrir la puerta al nepotismo político.

"Por ello les digo que no nos quedemos con el número, quedémonos con la calidad", dijo.

María del Carmen Alanís, magistrada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México, consideró que si bien el tema está ya en la agenda hacia la democracia en muchos países del hemisferio, "tenemos que seguir dando la batalla".

"Si llegamos a donde queremos tenemos que seguir dando y estar en batalla", precisó, a la vez que insistió en la necesidad de mantener la presión sobre los partidos para abrir más espacios a las mujeres.

Susana Villarán, ex alcaldesa de Perú y presidenta de la Red Nacional de Mujeres Autoridades (Renama), reconoció el efecto favorable de las leyes de cuota en la participación política, pero insistió que pese a ello se requieren protecciones.

"Se requiere una ley para acabar con el miedo de las represalias", dijo, al hacer notar cómo en algunos casos las mujeres electas a cargos de representación popular enfrentan presiones de sus propios partidos para que se separen de ellos.

De acuerdo con la magistrada Alanís, actualmente en cinco países del hemisferio, incluido México, existen leyes que determinan la paridad de género en las postulaciones a cargos de representación legislativa.

Gabriela de Montaño, presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia, dijo que su país ha ido más allá de las cuotas para la participación políticas de las mujeres.

"Nosotros logramos aprobar una ley que establece que un político que haya ejercido violencia contra mujeres en el ámbito político, no pueda postularse a cargos de elección popular", explicó.

En el foro participaron legisladoras, expertas promotoras y ex funcionarias de nueve países, entre ellas las senadoras mexicanas Angélica de la Peña y Lucero Saldaña.