INE inicia sesión donde discutirá normas sobre imparcialidad

Con la ausencia de los representantes de siete de los 10 partidos, el Consejo General del INE inició su sesión en la que abordará los proyectos para evitar el uso de programas sociales con fines electorales y la emisión de normas reglamentarias sobre imparcialidad.

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, dijo que, "como árbitros de las contiendas, los consejeros no podemos subordinar nuestras decisiones ante la demanda de los partidos, a riesgo de incumplir con los principios de imparcialidad e independencia que rigen la función electoral".

Ante consejeros y representantes de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza, aclaró que cuando ocurrió ello, se tendieron de inmediato puentes de interlocución, los cuales no se han roto y se ha procurado un intercambio a través de la presidencia del Consejo General.

Por ello, dijo, es importante que los partidos regresen a la mesa y que "aquí, con discusiones, tersas o altisonantes, se exprese a plenitud el pluralismo político que atraviesa la sociedad mexicana, a través de los consensos o disensos de los partidos con las decisiones que toma esta autoridad".

Esta mesa, aclaró, no es sólo un simple espacio para el debate político, sino "expresa el pacto fundacional del sistema democrático de México, y sintetiza el esfuerzo de varias generaciones para que la democracia se practique y la deliberación se dé con inclusión de cara a la sociedad".

Córdova Vianello ratificó su compromiso con los consejeros y representantes partidistas para intensificar la disposición al diálogo con la finalidad de favorecer la deliberación y las decisiones que tome el Consejo General del órgano electoral.

Resaltó que el INE no puede ni debe permitirse ser insensible a las preocupaciones de los partidos, sino atenderlas, "sin perder de vista que la esencia de la imparcialidad significa que sus decisiones no pueden estar condicionadas por ningún actor político".

El INE no es refractario a la crítica política, "ya que el país atraviesa por momentos complicados de su vida política, social, económica y de seguridad social, por lo que no podemos permitir que las elecciones se conviertan en un problema más", sostuvo.

El funcionario resaltó que no se puede obviar lo sucedido en estos días, por ello "estamos en la ruta de mejorar nuestros procesos, de procurar una comunicación más fluida con todos los actores y que el actuar del INE es imparcial, por lo que no pedimos ni pediremos cheques en blanco".

En su oportunidad, el representante del PRI ante el INE, José Antonio Hernández Fraguas, dijo que este partido no coincide con los argumentos esgrimidos por quienes se retiraron de la mesa del Consejo General.

Indicó que según los representantes del PAN, PRD, PT, Movimiento Ciudadano, Morena, Partido Humanista y Encuentro Social, fue una espacie de protesta por algunas decisiones que denotan, de acuerdo con su visión, falta de imparcialidad en el consejo.

En su opinión, ello se trata de una clara estrategia para desacreditar al órgano electoral y al propio proceso en caso de que los resultados no les sean favorables.

A su vez, el representante del PVEM ante el INE, Jorge Herrera, acusó a los siete partidos políticos que en la pasada sesión abandonaron la mesa del Consejo General de utilizar el escándalo político como fuente principal de su estrategia electoral.

"Ante la ineficiencia política-electoral medran con escándalos, lo cual no sólo afecta a los contrincantes electorales, sino a la autoridad electoral", anotó Herrera Martínez

El ecologista dejó claro que en el marco del proceso electoral en macha, el Partido Verde "no va a condenar, satanizar o declararse víctima de quienes, además, mandan al diablo a las instituciones".

En su intervención, el representante de Nueva Alianza, Roberto Pérez de Alva, precisó que es en la mesa del Consejo General donde se deben dirimir las diferencias, por lo cual refrendó el respeto de su instituto político hacia la autoridad electoral.

Dijo que ante la coyuntura que vive el país, es necesario que el INE cuente con plena imparcialidad y autonomía que garanticen la equidad para todos los partidos y candidatos, evitando con ello el uso indebido del poder y recursos públicos.