Avalanchas en el noreste de Afganistán dejan 31 muertos

Al menos 31 personas murieron y decenas siguen desaparecidas tras una serie de avalanchas que sepultaron varios poblados situados en la provincia de Panjsher, en el noreste de Afganistán, informaron hoy las autoridades locales.

De acuerdo con funcionarios del gobierno provincial, al menos otras 50 personas siguen desaparecidas y se encuentran atrapadas bajo la nieve después del incidente.

Las avalanchas fueron provocadas por las fuertes nevadas que han caído en la zona en los últimos dos días, que también han bloqueado las carreteras principales en la provincia.

El gobernador provincial Abdul Rahman Kabiri dijo que un buen número de casas han sufrido severos daños mientras que muchas escuelas quedaron enterradas bajo la nieve.

El jefe de gobierno señaló que 31 cuerpos habían sido recuperados por los lugareños y trabajadores locales que excavaron a mano.

Sin embargo, Mohammad Aslam Sayas, subdirector de la Oficina de Administración de Desastres de Afganistán (ANDMA), precisó por su parte, que pudo "confirmar que 22 personas han muerto en las avalanchas en la provincia de Panjsher".

No obstante, el funcionario reconoció que la cifra puede aumentar, ya que el números exacto de desaparecidos todavía no lo han podido calcular, mientras los esfuerzos para rescatar a las personas atrapadas han enfrentado numerosas dificultades.

Los funcionarios locales encargados de desastres no consiguieron lanzar las operaciones de rescate, debido a que las carreteras de la provincia se han visto bloqueadas por fuertes nevadas.

Kabiri precisó a la agencia afgana de noticias PAN (Pajhwok Afghan News) que las avalanchas ocurrieron en los distritos de Peryan y Hesa Duwoom, además de Bazarak, la capital de la provincia.