Obama pide aprobar fondos para seguridad nacional y evitar crisis

El presidente estadunidense Barack Obama urgió hoy a los republicanos en el Congreso a evitar una nueva crisis y aprobar un presupuesto regular para el Departamento de Seguridad Interna (DHS) antes que concluya esta semana.

El mandatario advirtió en la Casa Blanca a los gobernadores, que realizaron en la capital su reunión anual, que la ausencia de una resolución favorable afectaría también a sus estados.

"A menos que el Congreso actúe en una semana más a partir de este día, más de 100 mil empleados del DHS, agentes de la patrulla fronteriza, inspectores portuarios, agentes del TSA (seguridad aeroportuaria) van a tener que presentarse a sus trabajos sin recibir paga", dijo.

Obama señaló a los gobernadores que muchos de estos empleados "trabajan en sus estados. Se trata de gente que si no recibe su cheque de paga, no va a poder gastar dinero en sus estados, y ésto tendrá un impacto directo en sus economías".

El titular del DHS, Jeh Johnson, reiteró este lunes que si el Congreso no aprueba el presupuesto regular para su dependencia esta semana, se verán forzados a despedir a unos 30 mil trabajadores.

El Congreso aprobó en diciembre fondos bajo la figura de "resolución continua", que cubrirán el costo operativo del DHS hasta el próximo 27 de febrero, pero para después no hay presupuesto aprobado.

La Cámara de Representantes aprobó un presupuesto regular que cubriría las operaciones hasta el 30 de septiembre, pero incluyó una serie de previsiones para bloquear las acciones de alivio migratorio adoptadas por Obama en noviembre pasado.

El DHS, la mayor agencia del gobierno federal, responsable del control de las fronteras, entre otras tareas críticas para la seguridad nacional, tiene solicitados 40 mil millones de dólares.

Los demócratas insisten en una iniciativa sin restricciones y pueden bloquear el proyecto opositor en el Senado, lo que forzaría a los republicanos en la cámara baja a modificar su iniciativa o negociar una homologación ante una conferencia bicameral.

Obama dijo a los gobernadores que si el DHS quedara sin recursos el próximo sábado, tendría un impacto directo en las tareas para proteger la seguridad nacional.

"Mantenernos protegidos es un trabajo duro y ustedes, como gobernadores, saben que no podemos darnos el lujo de hacer juegos políticos con nuestra seguridad nacional", advirtió.