> Llevar el FICG a un recinto ferial, un logro: Iván Trujillo Bolio

Llevar el FICG a un recinto ferial, un logro: Iván Trujillo Bolio

El cineasta mexicano Iván Trujillo Bolio, quien este año cumple cinco años al frente del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), aseguró que llegar a este aniversario ha sido todo un reto, toda vez que se ha buscado que las ideas gestadas sean las correctas en aras de enriquecer el encuentro.

En entrevista con Notimex, Trujillo Bolio recordó que en 2010 recibió un festival de grandes dimensiones, incluso considerado uno de los más importantes del continente, por lo que su "granito de arena" ha sido el lograr que éste no sea ajeno a la ciudad de Guadalajara, sacándolo de los hoteles y llevándolo a un recinto ferial en el que conviven los representantes de la industria y el público en general.

Al llegar, dijo, "teníamos un festival importante, pero la ciudad de Guadalajara no lo estaba reconociendo como propio porque, entre otras cosas, el punto de encuentro era un hotel".

El creador, egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), agregó que de la anterior etapa hay buenos recuerdos, "sólo que era un festival en el que sólo estaba la comunidad ahí metida, un tanto endogámico el asunto".

En ese sentido, expresó que la apuesta fue sacarlo de los hoteles y tener un punto de encuentro que te permitiera circular con la gente.

"La formula fue aprovechar la experiencia de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, llevándolo a cabo en un recinto ferial, a fin de que la gente se vincule", anotó.

Visiblemente emocionado por recordar su llegada como titular del FICG, Trujillo, quien en 1988 obtuvo el Ariel al Mejor Cortometraje Documental por la película "Mariposa Monarca... adivinanzas para siempre", refirió que pese a la polémica que generó su arribo, él sabía que podía hacer cosas interesantes por el encuentro.

"El festival no me era ajeno (como se decía), ya que desde mi gestión en la Filmoteca de la UNAM, como Director General, estuve muy cercano primero a la Muestra de Cine de Guadalajara y después al FICG, pues representé a esa institución dentro de su Patronato", mencionó.

Convencido de que entre otras razones, fue esa la que hizo que rápidamente se acoplara al festival, reconoció que el positivo desarrollo de éste no sería posible sin la destacada labor que realiza el Patronato y la Universidad de Guadalajara (UdeG).

"Los festivales son como las revistas, si pasas del segundo número es tu primera etapa, llegas a la séptima y significa que vas bien, pero llegar a la 30, como este 2015, es de verdadera trascendencia", comentó.

Aseguró que el cine mexicano sigue siendo una prioridad para el encuentro y que prueba de ello es el Premio Mezcal a la Mejor Película Mexicana, en el que este 2015 participan 22 títulos, entre ellos "600 millas", de Gabriel Ripstein; "Alicia en el país de María", de Jesús Magaña Vázquez; "Allende mi abuelo Allende", de Marcia Tambutti, y "Con el alma en una pieza", de Jorge Bidault.

Aunque este galardón cumple tres años de existencia, Trujillo Bolio consideró que con base en su objetivo, que es impulsar el cine mexicano, "se podría decir que tiene gran historia, pues todos los que han pasado por aquí, incluyendo Guillermo del Toro y Felipe Cazals, están cosechando éxito por su trabajo".

Otra cosa que sigue siendo vigente, dijo, "es que el festival sigue siendo de jóvenes para jóvenes. De hecho, nuevas generaciones continúan presentando sus óperas primas".

Además, dijo, sigue siendo un espacio de discusión con foros como DocuLab y Guadalajara Construye. "La herencia que recibo es la de proyectos muy bien armados, hasta el punto en el que se decide pasar de muestra a festival", anotó.

Reconoció también el trabajo de Jorge Sánchez, quien hizo convenios muy interesantes para tener Guadalajara Construye o Talent con Berlín, "iniciativas que poco a poco se han ido consolidando".

Finalmente, el cineasta, condecorado en 1999 con la Orden de las Artes y Letras en grado de Caballero, por el Gobierno de Francia, aseguró que el estado de salud del FICG es bueno y que el trabajo continúa en aras de enriquecerlo, como es el caso de la presencia del director italiano Bernardo Bertolucci, quien además de recibir el máximo premio que otorga este evento, en su 30 edición dará una serie de conferencias especializadas.