Rusia ofrece a Irán misiles antiaéreos Antey-2500 en vez de los S-300

Rusia ha ofrecido a Irán los misiles antiaéreos de última generación Antey-2500 en lugar de los modelos tierra-aire S-300 que debía haber vendido conforme a un contrato firmado en 2007, informó hoy la corporación de defensa rusa Rostec.

"Los S-300 ya no se fabrican. Hemos ofrecido a Irán los Antey-2500. Lo están pensando. Aún no se ha tomado una decisión", dijo el director general de la corporación estatal de defensa Rostec, Serguei Chemezov, desde Abu Dhabi, donde asiste a un evento internacional de armas.

Chemezov explicó que los Antey-2500 "son una versión modificada de los S-300", que Rusia debería haber suministrado a Irán en virtud de un contrato firmado en 2007.

Aquel suministro de armas fue suspendido después de que en septiembre de 2010 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas impuso sanciones contra Teherán por su polémico programa nuclear..

Después de la decisión rusa de suspender la venta de los misiles S-300, Irán recurrió a los tribunales, incluso pedía una compensación de cuatro mil millones de dólares ante el tribunal de arbitraje de Ginebra.

Al igual que los S-300, los Antey-2500 están destinados al transporte y lanzamiento de misiles para interceptar objetivos como helicópteros, aviones de combate, aviones de vigilancia y diferentes proyectiles y cohetes.

En su intervención en Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos, señaló que la venta de armas rusas ha aumentado en los últimos tiempos a pesar de las sanciones económicas impuestas contra Rusia.

"Mientras más conflictos hay en Medio Oriente, más armamento nos compran. Los volúmenes (de venta) siguen creciendo independientemente de las sanciones", dijo Chemezov a la prensa, agregando que el mayor crecimiento de las compras corresponden a América Latina y Medio Oriente.