Entregan en Yucatán desarrollo bajo nueva política de vivienda

El gobierno federal entregó en Mérida, Yucatán, el primer Desarrollo Integral Sustentable (DIS) construido en suelo intraurbano, es decir dentro de la ciudad, el cual se apega a las políticas de redensificación, infraestructura, equipamiento, conectividad y respeto al ambiente, como lo marca la nueva política de vivienda.

Se trata de San Marcos, Ciudad Sustentable, que ofrece viviendas a 180 mil pesos y donde el más caro es de 212 mil pesos, algo único hasta ahora, aseguró el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Jorge Carlos Ramírez Marín.

Acompañado del gobernador del estado, Rolando Zapata Bello y varios funcionarios federales y estatales, el titular de la Sedatu comentó que hace unos años sólo 3.0 por ciento de las viviendas que se construían en el país era vertical.

Sin embargo, dijo, de dos años a la fecha la vivienda vertical se elevó a 35 por ciento, en respuesta al alto valor de la tierra, la construcción de fraccionamientos cada vez más alejados y en el encarecimiento de los servicios básicos.

En un comunicado, precisó que el gobierno federal otorga subsidios para este tipo de desarrollos, directos al beneficiario hasta por 69 mil pesos, aportados por la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi).

En el caso de San Marcos, parte de ese subsidio por vivienda se utilizará para garantizar por seis años el mantenimiento de los elevadores, que operarán con celdas solares.

El funcionario federal reiteró que este año no habrá ningún recorte en los programas y subsidios a la vivienda en el país.

En la gira de trabajo por Yucatán, el secretario Ramírez Marín encabezó también la entrega de las obras de rehabilitación de espacios públicos en el fraccionamiento Polígono 108, que tuvieron un costo de 13 millones 111 mil 048 pesos, que forma parte de un programa que financia el Infonavit en las unidades habitacionales con 30 a 40 años de vida.

En la ceremonia, el titular de la Sedatu anunció que esos parques y andadores se instalarán cámaras de vigilancia para garantizar la seguridad de los vecinos y usuarios del equipamiento, con lo que Mérida se convierte en pionero en este tipo de servicio.