Legisladores mexicanos y europeos dialogan sobre derechos humanos

Senadores y diputados federales expusieron a sus colegas europeos el fortalecimiento del marco jurídico en materia de derechos humanos, y respondieron a preguntas sobre los casos Iguala, Guerrero, y Tlatlaya, Estado de México.

En la sesión vespertina del XVIII Reunión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea, que se efectúa en el Senado de la República y que concluirá este viernes, los trabajos se enfocaron al tema de los derechos humanos; sin embargo, el tema que predominó por los europeos fue la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En ese panel sobre derechos humanos en México y la Unión Europea, y en respuesta a los cuestionamientos sobre ese caso, los legisladores mexicanos sostuvieron que México es el primer interesado en que se resuelvan, con total transparencia, problemas en materia de derechos humanos.

Los senadores Blanca Alacalá Ruiz y Omar Fayad Meneses, del PRI, aseguraron que existen claros avances en la emisión de leyes de protección y garantía a los derechos humanos.

"Por supuesto que no estamos contentos, sabemos lo que ha implicado el caso de Iguala, sin duda el Estado mexicano se vio vulnerado y mostró la fragilidad", enfatizó la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

De acuerdo con la priista, las autoridades mexicanas están dispuestas a llegar a las últimas consecuencias en las investigaciones, a fin de esclarecer los hechos y castigar a los autores materiales e intelectuales.

Reconoció que sólo en la medida en que se logre un clima de paz, convivencia y efectiva participación ciudadana, "los mexicanos podemos pensar que estamos a la altura de los nuevos retos y desafíos" a nivel global.

A su vez el senador Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad, señaló que lo ocurrido en Iguala es una tragedia que está focalizada, es un caso de excepción que no se repite en otras entidades federativas.

"Iguala no es todo México, pero todo México ha apoyado el caso de Ayotzinapa", destacó en su intervención y apuntó que en comparación con otros casos en el mundo, las autoridades nacionales trabajan en una de las investigaciones más exhaustivas y rápidas.

En opinión del legislador por Hidalgo, grupos radicales con distintos intereses han incurrido en una manipulación de los padres y familiares de las víctimas, con las que el Congreso y el gobierno mexicano mantendrán su solidaridad, al comprender la profundidad de su dolor.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Europa, Rabindranath Salazar Solorio, reconoció que existe falta de confianza hacia las autoridades, y también hacia los partidos políticos, en el contexto de un fenómeno internacional que se registra ya también en Europa.

De ahí que los padres de familia esperan los resultados de los estudios de la Universidad de Innsbruck y la opinión de especialistas forenses de Argentina, explicó el senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Resaltó que el Senado y la Cámara de Diputados han mostrado voluntad y han realizado el esfuerzo de instrumentar leyes y decretos que eliminen los pretextos y se haga efectiva y eficaz la actuación contra la inseguridad, la transparencia y el combate a la corrupción.

Ejemplo de ello, apuntó, es que el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) instruyó a la PGR a proporcionar la información a un particular sobre el caso Iguala, pese a que está abierta la investigación, por tratarse de la extrema violación a los derechos humanos.

"Somos un país con importancia a nivel global, por eso debemos actuar fuerte", subrayó al destacar que los partidos políticos se han unido para acompañar los temas de derechos humanos, al llamar al Gobierno Federal a reaccionar de forma más pronta para recuperar la confianza ciudadana.

En cuanto a transparencia, el diputado federal del PAN, Marcelo Torres Cofiño, apuntó que a fin de que México deje de ser el país donde "no pasa nada" es necesario sancionar a los funcionarios deshonestos a través de un sistema nacional anticorrupción.

De esta forma, los legisladores mexicanos dieron respuesta a los señalamientos de sus homólogos europeos Gesine Meissner, Thomas Mann, Giulia Moi y Agustín Díaz, quienes expresaron que existe preocupación porque en México se resuelva el caso Iguala.

En el turno de los parlamentarios europeos, el diputado Gesine Meissner consideró que la madurez democrática tiene que ser visible en todos los sectores políticos y los ciudadanos captar que hay cambios no sólo en el papel de la ley, sino en la práctica.

Los padres de los desaparecidos quieren saber la verdad, no quieren excusas, por eso es importante para ellos recurrir a expertos independientes que venga de fuera, que no sean presionables, opinó el parlamentario europero.