Valora magistrado ética y transparencia en justicia y arte

La ética, la transparencia y la vocación son elementos indispensables tanto para la impartición de justicia como para la labor del artista que crea composiciones musicales, afirmó el magistrado del TEPJF, José Alejandro Luna Ramos.

Durante una charla con el compositor e intérprete Armando Manzanero, en el programa El arte de juzgar, destacó el estrecho vínculo entre la actividad de los especialistas del derecho y los virtuosos de las artes.

"El arte de juzgar, al igual que la música, el arte de componer, tienen que estar imbuidos de cierta situación de ética, de romance, de claridad, de transparencia, de buen gusto", afirmó el magistrado presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Sobre la vocación de quienes se dedican al estudio y aplicación de las leyes, Luna Ramos dijo que como el músico, éstos tienen muchas facetas, ya que pueden desempeñarse como litigantes, funcionarios o catedráticos.

"Entonces, yo creo que también el músico tiene una serie de facetas, que dominan ciertas cosas, pero el arte de comunicar sus sentimientos, sólo se le da al compositor", expresó.

Se dijo convencido de la relevancia que tiene la justicia, pues "mientras exista la justicia tenemos una razón de ser", manifestó tras recordar diversas melodías que a su consideración se pueden identificar con su actividad.

A su vez, Manzanero destacó que la justicia debe ser perseguida, a fin de que permanezca en todos los actos de la vida cotidiana, generando condiciones de igualdad entre las personas.

Este valor se hace cada vez más presente, ya que los continuos cambios en el mundo la hacen más necesaria, agregó.

Aseguró que los especialistas en materia jurisdiccional, así como los grandes artistas, requieren que su actividad sea una afición y una vocación personal, que desarrollen las aptitudes de las personas.

"Para llegar a ser magistrado hay que pasar por libros, por cosas, por asuntos, por juzgados y por todo. Igual pasa con la música, si uno tiene la afición, si uno tiene la vocación para eso, te va a ser fácil", agregó el cantautor yucateco.

Consideró que la creación artística también requiere apegarse a una conducta ética para innovar y no utilizar composiciones existentes. "La ética es ver la forma de que lo que uno escriba sea realmente una creación para que el espíritu tenga ese encanto de haber hecho algo nuevo", anotó.