Autoridades debaten sobre condiciones para recibir a deportados de EUA

Embajadores, autoridades y senadores debatieron sobre las condiciones en que se reciben a connacionales deportados de Estados Unidos y las dificultades para brindarles una adecuada reinstalación a su entidad de origen.

Al participar en el foro "México en el Mundo: Diagnóstico y Perspectivas de las Relaciones Internacionales", en el panel "La frontera norte de México: Los problemas de la repatriación", que hoy concluye, se expuso la problemática que prevalece en la frontera norte de México con ese país.

El presidente municipal de Ciudad Juárez, Chihuahua, Enrique Serrano Escobar, afirmó que los municipios fronterizos enfrentan dificultades como falta de capacidad para dar a migrantes deportados empleo, vivienda y servicios públicos.

Cuando son repatriados por la autoridad estadunidense, personal del Instituto Nacional de Migración (INM) les ofrece agua, alimentación y transporte, pero hay casos en los que se niegan a regresar a sus lugares de nacimiento y muchos de ellos por el tiempo que vivieron allá dejan a su familia.

Sobre el tema de inseguridad descartó culpar a migrantes, ya que la gran mayoría tienen buen comportamiento. "La violencia está en los cárteles de las drogas que andan en el país. Los connacionales repatriados no están en los altos niveles de la delincuencia", sostuvo.

Carlos Mora Álvarez, presidente ejecutivo del Consejo Estatal de Atención al Migrante de Baja California, manifestó que la política migratoria requiere recursos y nuevas leyes para su adecuada recepción; con ello se tendrá suficiente personal e infraestructura.

Esta frontera recibe la tercera parte de mexicanos deportados, es la más activa del mundo, tan sólo en los últimos cinco años han sido repatriados 600 mil connacionales y recibe anualmente un promedio de 135 millones de cruces al año, de vehículos y personas.

A decir del embajador Enrique Berruga Filloy, vicepresidente de la fundación Mexicans and Americans Thinking Together, México carece de una política integral para el migrante, situación que se agrava ante deportaciones masivas que realiza el gobierno estadunidense.

Consideró que el recorte presupuestal para este tipo de personas es letal, sin embargo las empresas en territorio nacional aprovechan las habilidades que adquirieron los connacionales deportados: 60 por ciento de los paisanos entienden el idioma inglés.

La embajadora Reyna Torres Mendívil, directora general de Protección a Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), dijo que de acuerdo con cifras de la Patrulla Fronteriza las aprehensiones de indocumentados mexicanos en el año 2000 fueron de un millón 636 mil 800.

En tanto, en 2014 fueron de 229 mil 100, es decir, va a la baja el flujo de detenciones, agregó.

A su parecer, es insuficiente lo que haga el gobierno federal mediante el diálogo con sus homólogos de Estados Unidos, pues debe ir acompañado de la participación del INM, con los gobiernos municipales y las organizaciones de la sociedad civil.

"La atención del fenómeno migratorio debe ser integral y bajo el principio de corresponsabilidad", sostuvo.

Defendió la política migratoria que realiza el Instituto desde que se creó y las tareas que lleva a cabo para mejorar y modernizar los procesos de recepción de connacionales deportados.

Ana Cecilia Oliva Balcárcel, directora general de Protección al Migrante y Vinculación de la INM, explicó que la institución acordó con autoridades migratorias estadunidenses que los connacionales sean deportados únicamente por 12 puntos. Entre ellos el Distrito Federal, porque ahí se tiene la infraestructura para atenderlos.

Al ser recibidos en las Estaciones Migratorias de México se les brinda atención médica, alimentación, llamadas ilimitadas para contactar a sus familiares, traslado a albergues, se les dan a conocer sus derechos y constancia de repatriación.

En algunos casos son enviados con empresas que requieren de personal con habilidades que ellos aprendieron durante su residencia en el vecino país del norte, puntualizó.