Honorabilidad del Ejército, por encima de cualquier sospecha: Peña

Como institución al servicio de México, la honorabilidad del Ejército mexicano está por encima de cualquier sospecha, dijo el presidente Enrique Peña Nieto.

En la ceremonia conmemorativa del Día del Ejército reconoció que las Fuerzas Armadas demuestran todos los días su solidez institucional y reafirman su lealtad al país, además de que confió en que los soldados seguirán renovándose ante cualquier desafío y reforzarán su compromiso con los derechos humanos.

En el Campo Marte, enfatizó que los soldados son garantes del México libre y soberano que se ha edificado con el trabajo de varias generaciones, y los convocó a seguir salvaguardando los intereses nacionales y enriqueciendo la historia de honor y heroísmo.

El mandatario expresó que de esa forma "mantendrán la autoridad moral y la alta estima social que los ha distinguido durante 102 años de servicio ejemplar y de lealtad incondicional al pueblo mexicano".

Aseguró que la grandeza y el prestigio del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea son firmes y permanentes, y que "todos hemos sido testigos del compromiso social, la vocación de servicio y el profundo amor a México de nuestros soldados y marinos".

Acompañado de los titulares de los poderes Legislativo y Judicial, Peña Nieto agregó que "todos hemos constatado su respaldo a las mejores causas de nuestra sociedad y sus invaluables contribuciones a la construcción de un mejor país".

Luego de un desayuno de honor con motivo del 102 aniversario del Ejército mexicano, expresó que los militares y la nación "se identifican porque son uno y lo mismo", además de que "portar el uniforme de la patria es un privilegio reservado para sus mejores hijos".

Como comandante supremo de las Fuerzas Armadas "reconozco en ustedes a mexicanos ejemplares, a mujeres y hombres valientes, leales y patriotas", asimismo como "personas de carne y hueso, con alma, mente y corazón, con sueños y esperanzas, que ponen lo mejor de sí para cumplir las misiones que tienen encomendadas".

El gobernante resaltó que en las diversas instalaciones militares se edifica un México de paz y de tranquilidad, y que los soldados "salen sin temor a enfrentar aquello que amenace a nuestra gente, ya sea la violencia del crimen organizado o la fuerza misma de la naturaleza".

Enfatizó que las Fuerzas Armadas han pasado lista de presente en la lucha contra el crimen organizado y que no han dudado en contribuir al mantenimiento de la paz y la seguridad interior, en favor de las familias y comunidades de distintas regiones del país.

Tampoco han escatimado esfuerzos para proteger nuestros recursos naturales y forestales o para salvaguardar a la población en casos de desastre o accidentes de gran magnitud.

"Por los altos servicios que prestan a diario a la patria, el Gobierno de la República respalda a los soldados de México con beneficios concretos para sus familias, como las medidas para que militares en activo y retirados cuenten con una vivienda decorosa", abundó.

El presidente destacó que a partir de ahora el personal que rente una vivienda fuera de las unidades habitacionales del Ejército, contará con subsidio, y que para mejorar, ampliar o adquirir vivienda, los soldados podrán solicitar un subsidio directo con crédito preferencial y baja tasa de interés.