Una década sin Hunter S. Thompson, icono de la contracultura

El periodista y escritor estadounidense Hunter S. Thompson, a una década de que se quitara la vida, el 20 de febrero de 2005, es recordado como el creador del llamado periodismo gonzo, estilo muy personal de redacción, que le valió ser considerado una icono de la contracultura.

El autor de "Miedo y asco en Las Vegas", libro que fue llevado a la pantalla grande en 1998, dejo diversas obras, que dan cuenta de no solo de su talento sino también de sus excesos.

De acuerdo con la biografía del periodista publicada en el portal de Internet "britannica.com", Hunter Stockton Thompson, quien vio a primera luz 18 de julio de 1937, Louisville, Kentucky, Estados Unidos, a los 19 años se enlistó en la Fuerza Área de su país.

Tiempo después se convirtió en editor de noticias deportivas para el periódico de la base "The Command Courier" y colaboró para diarios locales durante el mismo periodo, infringiendo así las reglas de la Fuerza Aérea, razón por la que fue dado de baja.

Una vez fuera de la Fuerza Aérea se mudó a Nueva York, donde ingresó a un curso de escritura de cuentos. En ese lapso trabajó como copista para la revista "Time", sin embargo fue despedido en 1959 por insubordinación.

Ese mismo año, el joven Hunter también trabajó para el "Middletown Daily Record", de donde también fue despido por dañar una máquina de dulces de las oficinas de la publicación y por haber discutido con el dueño de un restaurante que era también patrocinador del medio.

En 1960, el periodista se mudó a Puerto Rico para escribir en la revista deportiva "El Sportivo", lo que le permitió viajar a Caribe y Sudamérica y escribir como "freelance" en varias publicaciones del continente, así como participar como corresponsal para la publicación "The National Observer".

En ese periodo escribió las novelas "Prince Jellyfish" y "El diario del ron", que sería publicada hasta 1998, después de que Thompson lograra la fama.

La popularidad de Thompson como cronista comenzó a forjarse en 1965, cuando el editor de "The Nation", Carey Williams, le ofreció escribir un artículo sobre la banda de motociclistas "Hell´s Angels" con quienes el periodista había pasado un año.

Sin embargo, ante la sospecha de la banda de que el cronista ganaba dinero con los textos que escribía acerca de ellos le dieron una paliza.

Al salir a luz el artículo, Thompson recibió varias ofertas para publicar una libro que se publicó en 1966 bajo el título "Hell´s Angels: la extraña y terrible saga de las bandas forajidas de motociclistas".

En 1970, el periodista escribió un artículo llamado "El Derby de Kentucky es decadente y depravado" para la publicación deportiva "Scanlan´s Monthly temprana edad", se dice que el artículo fue el producto de la desesperación del cronista por no poder "dar forma" al artículo que debía entregar sobre el "Derby de Kentucky".

Con el plazo a punto de vencer, Thompson le entregó al editor las hojas de su bloc de notas sin corregirlas u ordenarlas y con la idea de que sería despedido por el trabajo que había entregado. No obstante, el propio Thompson se sorprendió del resultado ya que recibió múltiples felicitaciones por el "excelente" artículo.

A partir de entonces surgiría el periodismo gonzo en el que el creador llevó el propio cuerpo al límite siendo el mismo periodista protagonista del relato y poniendo en juego así la división entre la objetividad y la subjetividad del periodismo tradicional, protagonizando todos sus textos y siempre bajó el efecto de alguna droga, señala el perfil de Thompson publicado en "biography.com".

Los mejores textos del periodista se publicaron en la revista "Rolling Stone", donde trabajó como corresponsal político, en esta revista fueron publicados por entregas dos de sus libros: "Miedo y asco en Las Vegas" y "Miedo y asco en la campaña presidencial de 1972".

Ambos textos fueron los que lograron su despunte a la fama, en el primero narra la travesía a Las Vegas y los excesos y violaciones que el protagonista comente durante el viaje, en un esfuerzo por demostrar la falsedad de los "paraísos artificiales" que hay en esa ciudad.

Este libro fue llevado a la pantalla grande en 1998 por Terry Gilian y la cinta la protagonizó Johnny Deep, quién más tarde correría con los gastos funerarios del periodista.

Hunter Thompson publicó su última columna en febrero de 2005 y el 20 de ese mismo mes el creador del periodismo gonzo se quitó la vida de un tiro en la cabeza, cuando se encontraba en su casa de Woody Creek, Colorado.