Travesía Caribeña del Carnaval 2015 en Mérida llega a su fin

La "Travesía Caribeña" llegó a su fin y con ella Juan Carnaval, quien en su testamento pidió a sus fieles súbditos mantener la alegría y el regocijo, en tanto resucita durante las fiestas carnestolendas de 2016.

Corales, caballitos de mar, caracoles y algas, así como integrantes de una tribu amigable bailaron al son de "El Taxi", "El Meneito", "Serrucho", y "Fireball", entre otras muchas melodías que hicieron del Carnaval de Mérida, uno de los más alegres del país.

Alegres y con el dinamismo que los caracterizó los reyes infantiles Dianela Vallado Ferráez "Dianela I" y Edson Arath Pérez Arceo "Edson I", bailaron entre caballitos de mar y algas, sin perder en ningún momento el paso, incluso el baile se conjugaba con el canto del niño, como lo hizo durante todo el festejo.

Al ritmo de "El Meneito" y "Serrucho", Carlos Villafaña Mendoza "Carlos I" fue el segundo en saltar al escenario, que al igual que como empezó, demostró que el baile no era lo suyo, sin embargo, poco importó a mujeres de todas las edades que gritaban cuando sus músculos se movían.

Coqueta y como si fuera una diosa carioca, Marsha Ramírez Martínez "Marsha I" nadó entre caracoles y corales neón, al tiempo que los ecos de "El Taxi" irrumpía en los bajos del Palacio Municipal, entre aplausos, gritos y numerosos chiflidos del público asistente.

Los reyes con discapacidad motriz, Ingrid Buenfíl Lizama "Ingrid I" y Arley Alberto Chan Angulo "Arley I", también subieron al escenario para demostrar que no existe limitante para el ser humano que quiere ser feliz, y con movimiento de las manos demostraron que llevan la música por dentro.

Entre ritmos muy latinos y caribeños, también compartieron su alegría los reyes de la discapacidad intelectual, Aida Jeaneth Figueroa Pérez "Aida I" y Eduardo Said Beltrán Magaña "Eduardo I", así como del adulto mayor, Soledad Beatriz Novelo Sosa "Soledad I" y Raúl Armando Peraza Llanes "Raúl I".

En un baile colectivo, todos los reyes de la edición 2015 del Carnaval de Mérida se despidieron de sus súbditos, entre aplausos, bromas entre si, un adiós a un público diverso, entre los que se encontraban decenas de extranjeros.

Tras el último baile de todos los soberanos al que se sumaron las mascotas del Carnaval, "Tigri" y "Gus", cómicos del teatro regional amenizaron la noche con sus pícaras bromas, en tanto el corte de Juan Carnaval se preparaba para subir al escenario.

De riguroso negro, reinas y reyes, así como los fieles súbditos del ballet oficial, acompañaron la lectura testamentaria de Juan Carnaval, quien se alegró de los corajes de numerosos personajes de la vida política y artística local, inconforme porque la fiesta del Carnaval se realizó en recinto ferial de Ixmatkuil, al sur de la capital.

"Mis muy queridos meridanos, una vez más me despido con la ilusión de volver a festejar con ustedes el próximo año. Este año morí de tristeza porque se terminó el carnaval, por poco y muero de la insolación, pues ayer martes de batalla de flores, el Sol estaba que rajaba piedra", expresó Juan Carnaval.

"Para iniciar -apuntó en su escrito-, quisiera dejarles una botella de dos litros de Melox, para que digieran su coraje todos aquellos que pensaron que nadie iría a Plaza Carnaval, como diría mi chichí -abuela- ¡Fiesta donde sea es fiesta! y si es en orden, con más seguridad y control, mucho mejor.

"Al rey del carnaval Charly I, le dejo un bote de proteína, un disco de zumba, dos latas de leche con yeso, para que siga sus ejercicios, y un spray bronceador para que se le marquen más sus cuadritos.

"A Marsha I le dejo un Ipod con canciones diferentes a las que escuchó durante todo el carnaval, para que se relaje, entre ellas "El serrucho", "El taxi" y "Fireball" de Pitbull. También le dejo sus alitas de guacamaya multicolor, porque ya está lista para ser una angelita de Victoria Secret.

"A los reyes infantiles les dejo, un brincolín y un bote de frescapie, si que brincaban y bailaban, sin cansarse. A Arat I le dejo un micrófono y unas bocinas para que siga cante que cante, como cantó en todos los escenarios y a Dianela I le dejo otra medalla más para su colección, por ser reinita del Carnaval.

"A todos los integrantes de las comparsas participantes, les dejo dos botes de escarcha, lentejuelas, chaquiras y plumas, para que empiecen a preparar su vestuario del próximo año, ah y un puesto en Mérida en Domingo para que pongan en venta sus trajes de éste.

"A los países del Caribe que participaron en el Carnaval, Cuba, Colombia, República Dominicana y Panamá, les dejo una cordial invitación para que regresen el próximo año con más de su cultura, gastronomía, música y Carnaval de su tierra. Aquí los esperamos.

"Y en general a los meridanos gracias por seguir permitiendo que mi fiesta siga viva ¡les voy a extrañar nos vemos en el carnaval de Mérida 2016 Su fiestero amigo: Juan carnaval!".