Jeb Bush se desmarca de políticas de su hermano y su padre

Jeb Bush, el potencial aspirante a la candidatura presidencial por el Partido Republicano, se desmarcó de las políticas de su hermano George Walker y de su padre George Herbert Walker, ambos expresidentes, afirmando que "yo soy quien soy".

En un discurso sobre política exterior ante el Consejo de Asuntos Globales de Chicago, el exgobernador de Florida consideró inevitable ser comparado con su padre y su hermano, quien terminó su mandato con uno de los más bajos niveles de popularidad tras la guerra en Irak.

"Entiendo que (...) mis puntos de vista van a ser comparados con los de ellos. Pero yo soy quien soy", remató.

Sin embargo, entre sus asesores figura un haz de personalidades identificadas precisamente con su hermano como Paul Wolfowtiz y Michael Chertoff, o con su padre como los exsecretarios de Estado James Baker y George Shultz.

Cuando fue consultado sobre su evaluación de la guerra en Irak, lanzada por su hermano en 2003, Jeb Bush reconoció que "hubo errores en Irak, seguro".

Bush, cuyo mensaje coincidió con la celebración de la Cumbre de la Casa Blanca para Contrarrestar el Extremismo Violento, externó duros cuestionamientos a la política exterior del presidente Barack Obama.

"La gran ironía del gobierno de Obama es ésta: alguien que llegó a la Presidencia prometiendo mayor involucramiento con el mundo ha dejado a un Estados Unidos menos influyente en el mundo", fustigó.

Un reciente sondeo perfila a Bush y a la exprimera dama Hillary Clinton como punteros para las respectivas nominaciones presidenciales republicana y demócrata para las elecciones de 2016.

Bush, partidario de la reforma migratoria a diferencia de la mayoría de sus potenciales rivales conservadores, aparece con el 16 por ciento del apoyo de los votantes republicanos en un sondeo de preferencias en el crucial estado de Nueva Hampshire.

Realizada por el St. Anselm College y Bloomberg, la encuesta encontró, sin embargo, que algunos electores republicanos tienen dudas sobre Bush debido a su apellido, así como a sus posiciones en temas como migración y educación.

El sondeo coloca al senador por Kentucky, Rand Paul, en un cercano segundo sitio con 13 por ciento de las preferencias de los electores, seguido por el gobernador de Wisconsin, Scott Walker, con 12 por ciento.

En cuarto sitio de las preferencias conservadoras destaca el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, con el 10 por ciento.

Marco Rubio, de origen cubano y senador por Florida, aparece en el séptimo lugar con apenas 5.0 por ciento, mientras que su colega de Texas, Ted Cruz, alcanzó el octavo lugar. Rick Perry, exgobernador de Texas, logró el lugar número 14.