Firma de mensajería demandada en NY por distribuir cigarros

El procurador general de Nueva York, Eric Schneiderman, presentó hoy en esta ciudad una demanda por 180 millones de dólares contra la empresa de paquetería UPS, acusada de la distribución ilegal de millones de cigarros en el estado.

La demanda indicó que la empresa distribuyó entre 2010 y 2014 cerca de 136 millones de cigarros sin pagar los impuestos correspondientes al estado y a la ciudad, además de que vendió incluso productos de tabaco a menores de edad, de acuerdo con sus propios registros.

"Sostenemos que (la actividad de) UPS costó a este estado millones de dólares en ingresos", aseveró Schneiderman.

"Además de que está ayudando a que nuestros jóvenes tengan acceso a cigarros ilegales y de bajo costo, y que sean atraídos a fumar de manera desproporcionada por los bajos costos", añadió.

El procurador expresó que si el gobierno del estado pretende disuadir a los menores de fumar, debe detener el flujo ilegal de cigarros, y subrayó que se limitará el consumo si se corta el acceso a productos de tabaco de bajo precio.

La demanda destacó que la compañía realizó casi 80 mil entregas, de más de 683 mil paquetes de cigarros, lo que causó una pérdida a las arcas fiscales de 29.7 millones de dólares para el estado y de 4.7 millones para la ciudad, de acuerdo con la querella.

La empresa negó las acusaciones y aseguró que desde 2005 coopera con las autoridades para evitar la distribución ilegal de cigarros, de acuerdo con una nota publicada por el diario The Wall Street Journal.