Muestra recorre historia del cine mundial a través del vestuario

Una muestra que recorre de manera puntual la historia del gran cine internacional a través del vestuario, que lo ha grabado en la memoria del público, ha sido abierta en el Palacio Braschi de la capital italiana.

Titulada "I vestiti dei sogni. La scuola italiana dei costumisti per il cinema" (Vestidos de ensueño. La escuela italiana de los vestuaristas para el cine), la exhibición tiene como marco de excepción un edificio barroco neoclásico ubicado en la Plaza Navona de la Ciudad Eterna.

Incluye desde el mantón usado por la actriz del cine mudo, Francesca Bertini en la película "Assunta Spina", de 1915, hasta el vestido barroco lucido por Salma Hayek en la cinta aun sin estrenar "Il racconto dei racconti" (El relato de los relatos), de Matteo Garrone.

También se va del vestuario de Lydia Borelli, protagonista y autora de "Rapsodia satánica" (1917), a la capa de Sabrina Ferilli o el saco de Toni Servillo en "La gran belleza", ganadora del Oscar a la Mejor Cinta Extranjera en 2013.

Los Oscar están de igual manera presentes a través de los diseños de Piero Tosi (premio a la carrera en 2013) y Danilo Donati (premiado con el Oscar en 1969 por "Romeo y Julieta" de Franco Zeffirelli y en 1977 por "El Casanova", de Federico Fellini).

No faltan desde luego las creaciones de la legendaria Milena Canonero, ganadora de tres Oscar por "Barry Lyndon", de Stanley Kubrick; "Carros de Fuego", de Hugh Hudson; y "Maria Antonieta", de Sofia Coppola.

También se exhiben los vestidos diseñados por Gabriella Pescucci para Michelle Pfeiffer, Winona Ryder y Geraldine Chaplin en "La edad de la inocencia", de Martin Scorsese o el vestuario de Sofia Loren en "Matrimonio a la italiana", de Vittorio De Sica.

Los diseñadores o vestuaristas son figuras que guían al espectador en el descubrimiento de una muestra que busca superar el estereotipo de la galería de vestidos, para lograr que se identifique el sentido de una escuela y de una tradición artesanal italiana, dijo el curador, Gian Luca Farinelli.

"La muestra está dividida en dos partes: el recorrido principal y la colección permanente. Esta última es la más libre y en la que decidimos colocar los vestidos en un diálogo inspirado en las pinturas de la colección del Palacio Braschi", señaló.

La exhibición incluye más de 100 vestidos originales, decenas de bocetos y una selección de accesorios, entre los que sobresalen las zapatillas doradas usadas por Elizabeth Taylor en "Cleopatra" o los objetos usados por Danilo Donati para armar el vestuario del "Satyricon", de Fellini.

Asimismo, se exponen el sombrero y las botas usadas por Johnny Depp en, respectivamente, las cintas "Chocolat" y "Piratas del Caribe", o los zapatos chinos del filme "El último emperador", de Bernardo Bertolucci.

El recorrido principal de la muestra relata un siglo de escuela italiana del vestuario, se desarrolla en las primeras 10 salas y concluye con la estancia dedicada a los vestidos diseñados por Canonero para "María Antonieta".

"En el recorrido de la muestra hemos dado especial acento a las derivaciones, porque el nombre de escuela que se ha atribuido a la tradición italiana no es arbitrario, sino que está basado en una auténtica transmisión del saber", dijo el curador.

La exhibición se complementa con videos de los filmes, de manera que es posible ver a Claudia Cardinale en "Il Gattopardo", al mismo tiempo que se admiran los vestidos que usó para esa cinta de Luchino Visconti.

El montaje de la iluminación corrió a cargo de Luca Bigazzi, uno de los más conocidos directores de fotografía del panorama contemporáneo. Inaugurada el pasado 17 de enero, la exhibición estará abierta hasta el próximo 22 de marzo.