Oposición en Canadá rechaza propuesta antiterrorista

La principal oposición en el Parlamento canadiense declaró hoy su negativa a respaldar la propuesta de ley antiterrorista enviada por el primer ministro conservador, Stephen Harper.

El Partido Neo Demócrata (NDP), principal oposición en la Cámara de los Comunes de Ottawa, expresó su decisión de no apoyar la iniciativa de ley por considerarla "peligrosa, vaga e inefectiva".

El pasado 30 de enero el primer ministro Harper presentó la iniciativa de ley Bill C-51 que busca dar más poder a sus agentes de inteligencia (CSIS) para criminalizar el terrorismo en línea, detener a sospechosos de planear algún ataque y dar a las cortes autoridad para ordenar la remoción de propaganda terrorista.

Mediante esta iniciativa de ley la Agencia de Servicios de Inteligencia de Canadá (CSIS) estaría facultada para detener a individuos, cancelar boletos de avión a sospechosos de planear alguna acción terrorista y compartir información de seguridad nacional entre sus agencias y ministerios de todo el país.

El anuncio se dio tres meses después de que dos terroristas convertidos al Islam mataran a soldados canadienses en menos de 48 horas en dos ciudades del este del país. Uno de ellos irrumpió en la sede del Parlamento Federal de Ottawa.

La CSIS investiga dentro de Canadá a 90 individuos sospechosos por haberse convertido al Islam o haberse "radicalizado".

Sin embargo, Tom Mulcair, líder del NDP, dijo este día que el Bill C-51 es sólo un "juego político" del primer ministro Harper, quien busca la reelección en otoño próximo. Recordó que la iniciativa fue presentada en un evento proselitista del líder conservador y no en el recinto legislativo.

"No debemos dar a Harper un cheque en blanco. La verdadera lucha contra el terrorismo requiere medidas responsables y no una ley peligrosa, vaga e inefectiva", precisó.

Justin Trudeau, líder de la segunda fuerza opositora (Partido Liberal), dijo que sí apoyará la iniciativa, aunque reconoció que se requiere "mayor vigilancia" respecto a las nuevas atribuciones de que gozaría la CSIS.

La iniciativa antiterrorismo ha sido criticada por su potencial efecto contra la libertad de expresión, la privacidad y el derecho a manifestarse.

El NDP buscará llevar la iniciativa a un comité donde le pueda hacer enmiendas para acercarla al modelo "británico y estadunidense".

De los 308 escaños legislativos en el Parlamento Federal, el Partido Conservador tiene la mayoría (160), mientras que el NDP tiene 96 y los liberales 36.