Mueren 37 asistentes a funeral en Níger durante misterioso bombardeo

Al menos 37 personas que asistían a un funeral murieron en un bombardeo en el sur de Níger, cerca de la frontera con Nigeria, en el marco de las operaciones contra el grupo extremista Boko Haram, informaron hoy fuentes oficiales.

El ataque aéreo, cuyo origen no se ha determinado, se registró la víspera en la aldea de Abadam, situada en la región de Diffa, cuando decenas de personas daban el último adiós a un líder de la localidad fallecido en días pasados en una mezquita.

El alcalde de Abadam, Ibrahim Ari, informó que el bombardeo fue perpetrado por un avión, no identificado, que lanzó al menos tres bombas contra el grupo de dolientes, según un reporte de la edición electrónica del diario This Day.

El funcionario nigeriano confirmó que 37 personas murieron y 20 más resultaron heridas durante el incidente, cuyo origen, reiteró no está claro. "Aún no está claro quién fue el responsable del bombardeo", indicó.

El ataque aéreo ocurrió en el marco de las operaciones militares que lleva a cabo el Ejército de Nigeria contra el grupo islamista radical Boko Haram para recuperar el control de más de una decena de localidades, en el norte del país, ocupadas por los rebeldes para formar un califato.

Boko Haram, que en lengua husa significa "La educación occidental es un pecado", ha aterrorizado el norte de Nigeria desde 2009, perpetrando un sinnúmero de ataques contra la policía, escuelas, iglesias y civiles, además de bombardear varios edificios del gobierno.

El portavoz del ministerio nigeriano de Defensa, Chris Olukolade, informó este miércoles que más de 300 combatientes de Boko Haram habían sido abatidos en los últimos días durante los operativos militares, aunque no precisó donde se llevaron a cabo.

Ante la posibilidad de que el bombardeo hubiera sido lanzado por error, el portavoz de la Fuerza Aérea de Nigeria, Dele Alon, afirmó que no tiene información de ningún ataque en la zona y prometió una investigación del incidente.

En la última semana, la milicia radical nigeriana intensificó sus ataques en Camerún y Níger, después de que ambos países alcanzaron este mes un acuerdo con Nigeria para enviar miles de soldados a una fuerza militar regional para acabar con Boko Haram.

El año pasado, unas tres mil 500 personas murieron en múltiples ataques perpetrados por el grupo extremista, que según datos del gobierno nigeriano ha asesinado a más de 13 mil personas y herido a otras ocho mil en los últimos cinco años.