"Siempre Alice" presenta conmovedor retrato de una mujer en decadencia

Una mujer que en la plenitud de su vida enfrenta un diagnóstico de Alzheimer y sus devastadoras consecuencias conforman el retrato en decadencia que la actriz cinco veces nominada al Oscar, Julianne Moore, interpreta con maestría en la cinta "Siempre Alice" que este jueves llega a la cartelera comercial.

En el papel de "Alice Howland", Moore da vida a una exitosa maestra de lingüística de 50 años cuya carrera y vida se ven totalmente trastornadas ante la aparición de la enfermedad que poco a poco va quitándole su personalidad independiente y valiente, dejando una sombra que estremece y quita la respiración.

Basada en la novela de Lisa Genova, publicada en 2009 y que ha sido traducida a 25 idiomas, "Siempre Alice" se convierte ahora en una película sobre la lucha personal y familiar de las personas diagnosticadas con Alzheimer, que en Estados Unidos han alcanzado la cifra de cinco millones, según datos de la producción.

Con la dirección de Richard Glatzer y Wash Westmorland, Julianne Moore se hace acompañar de actores de distintos ámbitos como la joven Kristen Stewart en el papel de su hija "Lydia"; el experimentado Alec Baldwin, como su esposo "John", y Kate Bosworth, como su hija mayor "Anna".

Con esta interpretación la actriz estadunidense conquista su quinta nominación a los premios que otorga la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas y se perfila como la gran triunfadora, tras haber obtenido cerca de 100 distinciones a lo largo de su carrera.

Además, la actuación de la ganadora del Globo de Oro y el BAFTA ha sido elogiada por la crítica internacional al retratar con realidad, pero sobre todo con valentía, la vida de "Alice", cuya personalidad e historia quedará en la memoria, más allá de la pantalla.