Arzobispado alemán de Colonia hace público el valor de sus activos

Por primera vez en su historia y con el fin de cumplir su promesa de total transparencia, el arzobispado de Colonia hizo público el valor de sus activos, que según confirmó el vicario general, Stefan Hesse, ascienden a tres mil 350 millones de euros.

El conjunto de su patrimonio lo conforman inversiones en valores y fondos inmobiliarios, por dos mil 400 millones de euros, así como bienes inmuebles que ascienden a 646 millones de euros. Además, el arzobispado cuenta con un activo circulante de 296 millones.

En este concepto se incluyen los saldos de las cuentas bancarias en las que se liquidan los gastos correspondientes al funcionamiento de la arquidiócesis.

Los balances consolidados presentados en 2013 se realizaron en base a las normas establecidas por el Derecho Mercantil y fueron confirmadas por auditores, según declaró el director de Finanzas, Hermann Josef Schon.

Según el vicario general, esta fortuna sirve para garantizar el trabajo diario pastoral y de la organización humanitaria Cáritas. "Cada día se destinan en torno a dos millones de euros a parroquias, Cáritas y equipos auxiliares, así como a proyectos en las regiones en crisis a países en desarrollo. Nuestra riqueza no es solo para los dos millones de católicos que pertenecen al arzobispado, sino que busca el servicio de todas las personas", dijo.

Los activos financieros del Arzobispado de Colonia proceden principalmente de tres áreas: el 72 por ciento de valores de renta fija y fondos de pensiones, el 16 por ciento de fondos inmobiliarios y el 12 por ciento restante de los fondos de renta variable.

"Nosotros somos inversores muy conservadores y nos centramos únicamente en inversiones a largo plazo", dijo Schon, quien también explicó las estrictas directrices éticas que la Iglesia tiene en cuenta a la hora de invertir.

En este sentido, destacó que el arzobispado no invierte en armas, en pornografía, en estados corruptos o en aquellos en los que exista el trabajo infantil.

Además, la arquidiócesis de Colonia participa en 17 proyectos caritativos, de los que varios de ellos tienen fines de lucro.

En 2013, el arzobispado logró un beneficio neto de 59 millones de euros, un dinero con el que pretende financiar nuevos edificios.

Las diócesis alemanas fueron acusadas el pasado año de ser poco transparentes después de que saltase a la luz un escándalo en el obispado de Limburgo, donde un religioso mandó construir una residencia episcopal de lujo.

Desde entonces, la Iglesia prometió una mayor transparencia con sus cuentas. Colonia es la diócesis de Alemania con un mayor número de fieles.

Según datos publicados en el diario Frankfurter Allgemeine, se estima que las iglesias recaudaron en 2014 un total de 11 mil millones de euros en Alemania a través de impuestos, es decir, del cobro del diezmo, que los católicos en Alemania tienen que pagar forzosamente. De ellos, unos cinco mil 600 millones fueron a parar a la Iglesia católica y el resto a la Iglesia protestante.