Colombia diseña plan de desarrollo para el postconflicto

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) para 2014- 2018, en Colombia, está diseñado sobre la perspectiva de que se logre un acuerdo de paz con las rebeldes FARC, en la mesa de diálogo que se desarrolla en La Habana, Cuba.

El Plan Nacional de Desarrollo (PND), que fue presentado esta semana por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, al Congreso de Colombia, para su respectiva aprobación, se fundamenta en tres pilares: Paz, Equidad y Educación.

El PND "refleja la voluntad política del gobierno para construir una paz sostenible bajo un enfoque de goce efectivo de derechos", señala el articulado del documento consultado por Notimex.

El segundo pilar es la equidad, que garantiza una "visión de desarrollo humano integral en una sociedad con oportunidades para todos".

El tercer eje del PND es el de educación, como "el más poderoso instrumento de igualdad social y crecimiento económico en el largo plazo, con una visión orientada a cerrar brechas en acceso y calidad al sistema educativo, entre individuos, grupos poblacionales y entre regiones".

El objetivo del gobierno de Santos con el PND es acercar "al país a altos estándares internacionales y logrando la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos.

El gobierno de Santos mantiene la esperanza de que el acuerdo de paz con las guerrillas de las FARC, se firme en 2015 y/ o cerrar el capítulo de la guerra antes de finalizar el mandato en agosto de 2018.

La orientación desde la Casa de Nariño a todas las estructuras del Estado es que todos los planes y programas deben tener como eje principal estos tres pilares y en particular la paz, que es el objetivo supremo del jefe de Estado.

En La Habana los negociadores del gobierno y las FARC ya lograron acuerdos parciales en temas como desarrollo integral agrario, participación política y lucha integral contra el narcotráfico, que son esenciales para consolidar la fase del post-conflicto.

En este contexto, el PND, contiene un capítulo sustancial que está íntimamente ligado con los acuerdos parciales en La Habana, que se denomina:

Transformación del Campo, que es donde hay que buscar las raíces históricas del conflicto interno que lleva más de cinco décadas con un saldo de unos siete millones de víctimas.

El origen de las FARC en 1964, está en los problemas de inequidad en la tenencia de la tierra, en el latifundio y este elemento es altamente valorado por el gobierno de Santos y plasmado en el PND.

El gobierno "establecerá los Mecanismos de Intervención Integral en Territorios Rurales y las zonas en las cuales estos serán implementados", reza el articulado en el capítulo Transformación del Campo.

El documento del PND plantea un subsidio de reforma integral de reforma agraria que podría cubrir hasta "el cien por ciento del valor de la tierra y/o de los requerimientos financieros para el establecimiento del proyecto productivo agropecuario".

El apoyo financiero será otorgado por "una sola vez a familias campesinas de escasos recursos, con arreglo a las políticas y a los criterios de planificación, focalización, priorización, exigibilidad y calificación".

Marco especial sobre administración de Tierras de la Nación, Formalización de la Propiedad Rural, sin perjuicio de las disposiciones propias para la titulación de baldíos o regularización de bienes fiscales, entre otros aspectos.

Pero en el proyecto presentado al Congreso se incluye otorgar facultades extraordinarias al presidente Santos "para expedir decretos con fuerza de Ley, hasta por un término no superior a (6) seis meses".

Estas facultades es para "suprimir y/o escindir las entidades del sector agropecuario ejecutoras de la política de Tierras y Desarrollo Rural, como también crear la institucionalidad que se estime necesaria para asumir dichas funciones".

El PND ratifica en todo su articulado el interés que tiene el gobierno de Santos de apostarle al fin de la guerra y a preparar la fase de post- conflicto que consolide una paz duradera en Colombia después de más de cinco décadas de guerra.