Se cumplen cinco años sin el escultor Bruno Gironcoli

El escultor Bruno Gironcoli, quien es recordado mañana que se cumplen cinco años de su muerte, trascendió como uno de los artistas más importantes de Austria.

Orfebre de formación, Gironcoli dejo una vasta obra, caracterizada por ser replicas distorsionadas de objetos domésticos, tales como cubiertos de plata o de oro, misma que es resguardada por el museo que lleva su nombre.

Bruno Gironcoli nació el 27 de septiembre de 1936, en Villach, Austria, no obstante su infancia transcurrió en Carintia y Tirol.

De acuerdo con la biografía del arista publicada en el portal de Internet "galerie-altnoeder.com", Gironcoli comenzó su formación como orfebre en 1951 en Innsbruck, la cual concluyó en 1956.

Posteriormente ingresó a la Academia de Artes Aplicadas de Viena, donde fue instruido con el pintor alemán Eduard Bäumer (18921977); en esos años se centró en pinturas de paisajes naturalistas.

En 1960 se trasladó a París, Francia, donde realizó un profundo estudio de la obra de los impresionistas, cuyos cuadros eran difíciles de encontrar en las galerías públicas austríacas de la época, señala su perfil difundido en el sitio web "elpais.com".

En ese periodo, además, conoció la obra del artista suizo Alberto Giacometti (1901-1966), quien se convirtió en su principal influencia escultórica.

En los siguientes años, el artista austriaco participó en diversas exposiciones colectivas, mientras que su primera muestra individual fue organizada por monseñor Otto Mauer (1907-1973), en 1968, en una galería cercana a la catedral de San Esteban, en el centro de la capital austriaca, apuntan los datos biográficos de Gironcoli disponibles en el sitio electrónico "independent.co.uk".

A finales de la década de los 60 y tras un período de trabajo conjunto con los miembros del grupo de Viena accionismo, su obra cambió dramáticamente.

El escultor se dedicó a crear obras protagonizadas por artículos domésticos de uso cotidiano como los enchufes, zapatos y cubiertos en madera, metal y poliéster distorsionada. Propuesta artística en la que representó ideas complejas relacionadas con el poder, la represión y la sexualidad.

En 1973 su obra viajó por primera vez al Reino Unidos y cuatro años más tarde asumió el puesto de jefe de la Academia de Bellas Artes de Viena.

La siguiente década representó para el artista una época de libertad creativa y de consagración artística, misma que le valió ser merecedor del premio de escultura de la Fundación Generali.

En los años 90 recibió el Premio Estatal de Grand Austrian para el arte visual, presentó una monumental exposición en el Museo de Artes Aplicadas de Viena, recibió la Gran Condecoración de la Ciencia y el Arte, el Gran Premio del Estado Austriaco y la Medalla Austriaca a la Ciencia y el Arte.

Los siguientes años, Bruno Gironcoli los dedicó a sus obras y luego de enfrentar una larga y grave enfermedad murió el 19 de febrero de 2010 a los 73 años de edad.