Mexicanos vulnerables ante eventos inesperados

El poco uso de instrumentos financieros como una cuenta de ahorro, crédito, un seguro o productos para el retiro pone en situación de vulnerabilidad a la población mexicana ante circunstancias inesperadas, alertó Seguros Monterrey New York life.

Con cifras de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2012, aseveró que sólo 56 por ciento de los mexicanos utilizan al menos un producto del sistema financiero formal como los mencionados, lo que pone al resto de los mexicanos en desventaja.

La directora ejecutiva de actuaría y finanzas de Seguros Monterrey New York Life, Guadalupe Huerta Sánchez, dijo que la falta de planeación financiera "puede poner en riesgo el patrimonio, la tranquilidad y el bienestar económico de una familia o de una persona".

Por lo anterior recomendó diseñar un plan personal que permita a las familias mexicanas estar preparadas financieramente y minimizar los efectos negativos ante un imprevisto.

De esta manera, subrayó la importancia de que tener finanzas personales sanas requiere del desarrollo de buenos hábitos financieros y una adecuada planeación.

Para crear un plan financiero con el objetivo de establecer metas a corto, mediano y largo plazo, sugirió definir el motivo y plazo de ahorro, organizar los registros financieros, determinar qué hábitos de consumo deben cambiar y establecer un compromiso con el plan financiero.

Además, recomendó fijar un presupuesto considerando los gastos necesarios; revisar cada semana o mes los gastos y detectar las fugas de dinero, así como comenzar a construir un fondo de emergencia.

Resaltó que existen herramientas que permiten lograr algunas metas como es el seguro, además que es un respaldo económico que brinda protección y tranquilidad financiera ante situaciones inesperadas como fallecimiento, invalidez y accidentes.

En la actualidad se estima que en México 54 millones de personas no cuentan con algún tipo de seguro, lo que implica que en caso de un imprevisto, carecen de protección financiera que les ayude a enfrentar su emergencia o pérdida.

"Una buena planeación financiera dependerá de la manera en que se distribuyan las finanzas personales y familiares, así como la toma de decisiones correctas en el momento de contratar un seguro", agregó Huerta Sánchez.

La representante de la aseguradora también recomendó contar con un asesor financiero principalmente cuando las personas inician su vida laboral sin importar edad o situación económica.

"Es fundamental que el plan financiero que realicemos pueda ajustarse a los requerimientos de cada miembro de la familia, debe ser flexible y revisado con frecuencia para lograr una meta satisfactoria y mantener unas finanzas saludables", puntualizó.