Expresa Comisionado de NFL interés por regresar a México

El comisionado de la Liga Nacional de Futbol (NFL), Roger Goodell, reconoció hoy la existencia de un "tremendo" nivel de aficionados en México a este deporte, y expresó su deseo de regresar "pronto" al país para celebrar juegos adicionales.

"Tenemos aficionados tremendos en México. Tuvimos una gran experiencia con un juego de la temporada regular allá... fue nuestra primera ocasión y fue un tremendo éxito", recordó en rueda de prensa en preparación para el Súper Tazón XLIX.

Los 49's de San Francisco vencieron a los Cardenales de Arizona en el estadio Azteca, en la capital mexicana, ante más de 100 mil aficionados en 2005.

Desde entonces, la NFL no ha realizado juegos de la temporada regular en territorio mexicano, a pesar de que el mayor número de aficionados al futbol americano fuera de Estados Unidos se encuentra en México.

"Queremos regresar allí (a México). Queremos jugar más juegos allá. Se trata de una combinación de disponibilidad de estadio, de asegurarnos que podemos hacerlo con los estándares en los niveles que esperamos. Cuando lo hagamos, esperamos hacerlo bien".

La NFL tiene previsto, sin embargo, celebrar este año tres juegos internacionales en Londres. Los Jets de Nueva York enfrentarán a los Delfines de Miami el 4 de octubre, los Bill de Buffalo a los Jaguares de Jacksonville el 25 de octubre y los Leones de Detroit a los Jefes de Kansas City el 1 de noviembre.

"Hemos tenido una tremenda concentración en Londres", reconoció Goodell ante cientos de periodistas en el Centro de Convenciones de Phoenix, pero, acotó, "estamos yendo hacia otros mercados, incluyendo México, y ciertamente esperamos que podamos regresar allí pronto".

Asimismo, sobre la controversia del llamado de "defla-gate", sostuvo que no especulará sobre el incidente hasta que se complete la pesquisa por parte del investigador Ted Wells.

"Quiero enfatizar que no hemos hecho ningún juicio sobre estos puntos y no comprometeremos la investigación participando en algún tipo de especulación", atajó.

Así, Goodell salió al paso sobre el escándalo en el sentido de que al menos 11 de los balones utilizados por los Patriotas de Nueva Inglaterra en su juego contra Potros de Indianápolis fueron inflados por debajo del nivel oficial.

La NFL hará público el resultado de la investigación una vez que sea completado, se comprometió.